Títulos merecidos PDF Imprimir E-mail

Efectivamente, las dos candidatas llegaron bien preparadas a cada certamen, conscientes del gran reto que enfrentaban, ante un público y un jurado cada vez más exigente.

Pero vale la pena analizar y tener en cuenta, el apoyo que estas niñas reciben desde la misma Gobernación del Meta que ya lleva varios años impulsando un programa llamado Bellas y Talentosas, cuyo principal objetivo es promover el talento, impulsar el folclor y las tradiciones del llano, para llevarlas luego, no sólo a todas las regiones del país, sino más allá de las fronteras de Colombia.

Y es que cuando se lleva el folclor en el alma, cuando la sangre vibra con sentido de pertenencia, los objetivos se logran.

Con gran orgullo, con la satisfacción del deber cumplido, la nueva soberana del Festival Folclórico en Ibagué nos confesó, que representar al Meta y convertirse en su reina, era un sueño que llevaba en lo más profundo de su corazón, desde que tenía 10 años y ya empezaba a mover sus pies al ritmo del Pajarillo y el Joropo llanero.

Las diferentes presentaciones que realizaron estas niñas en los escenarios, dejaron muy en alto el nombre del Departamento que representaban y al cual no dejaban de invitar cada que tenían la oportunidad de hacerlo frente a los medios de comunicación.

Y es que esta es la única forma de construir folclor, de llevar las tradiciones más allá de nuestros territorios.

Sin duda, es un gran ejemplo

Cada año se repite la historia; cada vez los ibaguereños nos preguntamos: ¿Dónde estaremos fallando?

A nivel turístico y folclórico, el Quindío nos lleva años luz, y ahora el Llano ha empezado a imponerse. Esto quiere decir que necesariamente hay una falla, o mejor, una gran falla.

Hace varios años en Ibagué se viene hablando de la Ruta del Bunde, y muchos han querido apoderarse no solo del nombre sino de su explotación comercial. La Ruta del Bunde, idea inicial de nuestro redactor turístico Alberto Agudelo Guerra, técnico en planeación de servicios, turísticos, no es otra cosa que la motivación a los prestadores de servicios en esta área, para promover y difundir todos los establecimientos que se encuentren en la ruta Ibagué – Bogotá, con el ánimo de atraer hacia Ibagué, los turistas provenientes del centro del país, y llevar a Bogotá, turistas desde Ibagué.

Interesante estrategia y muy fructífera para los que aspiran a lucrarse con la industria sin chimeneas, pero … ¿Quién quiere invertir? ¿Quién apoya esta idea? Los políticos en campaña ofrecen de todo, pero a la hora de la verdad, todo se convierte en promesas, en sueños irrealizables. La empresa privada quiere invertir, pero empezar ganando y esto es difícil. Y existen algunas entidades, que están obligadas a promover el desarrollo del Tolima, a las cuales obviamente les conviene el tema turístico, pero no pasan de palabrería y frases vanas. ¿Qué han hecho la ADT, la Agencia Regional de Cooperación, la Cámara de Comercio, la Alcaldía de Ibagué, la Gobernación del Tolima y la misma Corporación Festival Folclórico Colombiano, que es entre otras, la que más se lucra con nuestras festividades?

Lo que han hecho es muy poco, por no decir que nada. De la Ruta del Bunde he escuchado hablar hace más de 10 años, pero todo se ha quedado en proyectos. En cambio no hace 3 años se idearon en el Llano la Ruta del Bunde, y fue justamente el mismo tolimense Alberto Agudelo Guerra, el llamado para proyectarla y ponerla en práctica. Pero se hizo sin miedo en la inversión, sin tacañería publicitaria, con amor y entrega, con amabilidad y justicia en los precios.

Las comparaciones son odiosas, pero… ¿ustedes saben por qué en Flandes los restaurantes a bordo de carretera viven solos? Sencillamente porque en Flandes por un viudo de capaz le pueden pedir $20.000, mientras en Villavicencio una exquisita Cachama vale $7.000; una cerveza en Flandes vale $2.000, en Villavicencio solo $1.300. En Villavicencio una “Mamona” vale $5.000, mientras en los alrededores de la Feria Exposición nos pidieron $10.000. Y no era la legítima.

Igualmente en el Meta, en el Quindío y en otros sitios, en materia publicitaria no existe asco ni tacañería para invertir, mientras que en el Tolima, si un vendedor de publicidad ofrece sus servicios en algunos establecimientos, es fácil escuchar la ridícula y mediocre respuesta: “Te voy a dar un aviso por colaborarte”. ¿Colaborarte? Qué respuesta tan mediocre; pero lamentablemente aquí la gran mayoría de los comerciantes no conocen el efecto positivo de la publicidad.

Qué gran diferencia con los paisas, que saben invertir, publicitar y arrastrar con todo.

¿Cuándo nos despertaremos de este letargo? ¿Cuándo será que nuestro folclor sea nombrado y tenido en cuenta en otros sitios?

En materia folclórica nos falta mucho para aprender y para ejecutar. Y en materia musical también. Hace unos meses, estuve en la Academia de Historia del Tolima buscando unas fotos de Garzón y Collazos para un artículo y la respuesta que obtuve, era que había que buscarla, que volviera en unos días. Pero lo más triste fue que ese mismo día, llegó un extranjero a la misma Academia a solicitar música colombiana, especialmente rajaleñas. Obviamente le dijeron que ahí no tenían, y cuando el personaje preguntó dónde la podía encontrar, le dijeron que no sabían. Yo le recomendé subir al piso 11 de la Gobernación, a la famosa emisora “cultural” del Tolima, pero tampoco allí le consiguieron la música. Bajó desilusionado y no se me ocurrió otra idea que mandarlo a Ecos del Combeima, donde realmente no sé qué pasaría.

En el desfile del pasado domingo, escuché una rolita muy linda que decía: ¿Con qué ánimo vuelve uno a este “pinche” pueblo?  Cuando le pregunté porqué se expresaba así, muy formalmente me dijo: “Estoy desde las 9:30 de la mañana reservando este puesto y han llegado varias personas a quitarme de acá, a colarse, a irrespetarme”. (Ella se refería al puesto que había elegido en el separador de la Carrera 5ª., bajo la sombra de un árbol)

Es decir, que la falta de cultura es el común denominador, y por eso este par de criaturas, provenientes del Meta, nos han dejado un gran ejemplo, llevándose las coronas del Huila y del Tolima.

Felicitaciones para ellas, para el pueblo llanero y obviamente para esos gobernantes que sí trabajan por las tradiciones, por el folclor, por la autenticidad de sus terruños.

Este par de reinas, pueden tener la seguridad, que nuestro próximo viaje será hacia el Llano. No lo dude, camarita!

 

Comentarios   

 
0 #1 Smithf217 10-04-2017 17:31
This web site really has all the information and facts I wanted about this subject and didn't know who to ask. eebefkbdagdeefd g
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy198
mod_vvisit_counterAyer6776
mod_vvisit_counterEsta semana13646
mod_vvisit_counterAnterior semana22108
mod_vvisit_counterEste mes56021
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2841064

Su IP: 54.83.81.52
 , 
Hoy: Ene 17, 2018