Como depredadoras asesinas PDF Imprimir E-mail
 
Megamineras causan los daños y se van
 
Escribe: Fernando Berdugo 

 
 
En el departamento Los Andes, muy cerca de San Antonio de los Cobres y a unos 185 km al Noreste de la ciudad de Salta, se encuentra otra de las minas abandonadas y sin remediar ambientalmente de las muchas que podemos hallar en nuestro país.
 

Les hablaré de la Mina La Concordia: Comenzó a funcionar allá por el 1900 y lo hizo hasta 1914 en una primera etapa. En 1976 se retomó la explotación y en 1986 cerró definitivamente.

 
El proceso utilizado comprendía trituración, molienda y finalmente concentración química mediante flotación, del cual se obtenía un concentrado final que se enviaba a un tanque para su sedimentación, recolección y secado en una plancha de hierro a fuego directo y una cola que se desechaba y depositaba en diques.

La Concordia extraía Plata, Plomo y Cinc.
 
Tenían 4 diques de colas sucesivos que consisten en murallones de material suelto extraído del entorno, sin impermeabilización en su base y estos genios no tuvieron mejor idea que ubicarlos en la quebrada del arroyo Concordia.
 
La superficie original cubierta por los diques de colas fue de 20.370 m² con espesores medios de 3 a 5 m. Debido a que parte del relleno fue erosionado por el arroyo Concordia, actualmente estos depósitos cubren una superficie de 8.500 m², siendo el volumen calculado de 17.100 m³, tomando 2 m como espesor promedio. El material erosionado fue transportado aguas abajo dentro de la cuenca de las Salinas Grandes.
 
En época estival el caudal del arroyo es mayor y desemboca en el río San Antonio, que pasa por la localidad más poblada de la Puna argentina, San Antonio de los Cobres, ubicada 15 km aguas abajo de la mina. Así que imagínense el agua que toma esa gente.

Pero no solo eso dejó La Concordia; también dejo estériles: La escombrera posee una superficie total de 7800 m² y un volumen promedio 15.500 m³ y están generando drenaje ácido.
 
Esto, como lo dije inicialmente, sucede en Argentina, pero igual pasa en Chile y en otros países atacados por la fiebre de los metales.
 
Colombia no es la excepción; con permisos y licencias oficiales, debido a las grandes coimas que reciben los gobernantes, se vienen desarrollando varios proyectos mineros, con la sustentación de un desarrollo que jamás se ha visto en otros países ni se verá en Colombia.
 
 
 
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1153
mod_vvisit_counterAyer6776
mod_vvisit_counterEsta semana17874
mod_vvisit_counterAnterior semana20330
mod_vvisit_counterEste mes56976
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2842019

Su IP: 54.91.48.104
 , 
Hoy: Ene 17, 2018