Contra la Obesidad: PDF Imprimir E-mail
 
Lo importante es querer realmente
 
 
Mírate al espejo e imagínate esbelta, delgada y hermosa.
No necesitas mucho para lograrlo; solo fuerza de voluntad.-
 
Una familiar mía ha padecido Obesidad durante los últimos años. También su marido tenía sobrepeso. Aunque han ido cambiando su forma de comer gradualmente, gracias a los cambios que han hecho en los últimos meses él ya tiene un peso normal y ella ha perdido 18 kilos (y quiere perder una decena más).
 
¿Lo han conseguido siguiendo mis consejos? No exactamente. Desde luego conocen mi experiencia, conocen el blog, y conocen mis ideas. Y también saben que hago lo que digo,porque lo ven en las comidas familiares. Supongo que ver que yo he sido capaz de adelgazar y de mantenerme delgado durante varios años puede haber influido en cómo han evolucionado en su búsqueda de soluciones. O en el hecho de que haya existido esa búsqueda de soluciones. Cuando yo adelgacé, ellos pensaban en “moderación” y no comer ciertos productos les parecía “radical”.
 
Un par de años después su discurso es diferente: alaban ladieta cetogénica con la que están consiguiendo resultados y están convencidos de que no pueden volver a comer como antes, si quieren mantener el peso.
 
En las navidades ella comentó durante una cena que, en su opinión, lo importante era querer. Yo respondí que no estaba de acuerdo, que lo importante era estar correctamente informados.
 
Los esfuerzos y el coraje no son suficientes si carecen de propósito ydirección.
 
¿Es que mi familiar no se estáesforzando? Sí, se está esforzando, pero seguro que también se esforzó cuando intentó adelgazar, sin éxito, en el pasado. Lo que ha cambiado es la dirección en la que se está produciendo ese esfuerzo. Y también han cambiado los resultados, lo que ha hecho que no se conforme con el resultado obtenido, sino que quiera seguir esforzándose para acercarse aún más a un peso normal.
 
Seguro que cuando el método no le daba resultados, no tenía la misma motivación por seguir esforzándose. No es el esfuerzo la clave del éxito, sino el cambio de dirección gracias a una mejor información.
 
También importa la procedencia de esa información. No es lo mismo que sea el médico el que te diga que una dieta cetogénica te puede servir para adelgazar y que no es ningún problema para la salud, que esa misma informaciónla obtengamos de un blog de autor anónimo, al tiempo que la comunidad médica nos dice que esas dietas son peligrosas y que lo saludable es la pirámide nutricional de las harinas.
 
Responsabilizando a la víctima
 
Para perder peso debe haber una verdadera implicación por parte del paciente y debe buscar un equilibrio en su propia autoexigencia.
 
El mensaje es clarísimo: es el cliente el que falla. Las claves son su “verdadera implicación” y el “equilibrio en su autoexigencia”. ¿Y de que el método que se recomienda haya fracasado sistemáticamente en los experimentoscientíficos, no se dice nada?
 
Dos años manteniendo el peso
 
Según mis notas, hace dos años que terminó mi etapa de pérdida de peso. Fue a principios de diciembre de 2015 cuando alcancé los 70 kilos que me había marcado como objetivo final. Entotal, unos 24 kilos perdidos.
 
Sé que ahora mismo no peso 70 kilos, sinoque andaré más bien rondando los 75 kilos. Quizá más. No lo sé exactamenteporque no quiero pesarme. Pero sí tengo la certeza absoluta de que no estoy engordando, que es lo que realmente me importa. Todas las mañanas me miro en el espejo y me veo genial. No estoy engordando y no voy a dejar que la báscula me amargue, cuando sé que en realidad si peso más es porque debo de haber aumentado mi musculatura. No sé si sirve de algo el dato, pero desde que empecé el gimnasio en septiembre he aumentado la carga en todas las máquinas y en las mancuernas.
 
La fuerza de voluntad es el secreto más efectivo para bajar de peso. Quizá algunos de mis siempre amables lectores y seguidores crean que demuestro fuerza de voluntad al seguir una dieta tan estricta como la que sigo. Soy estricto, es cierto, pero no es así, de verdad. Quizá sí haría falta fuerza de voluntad para comer lo que como, si no obtuviera nada a cambio. Pero la recompensa es inmensa: estoy disfrutando el deporte como no lo había hecho en años, estoy curado de mi hígado graso y mi reflujo, he podido mantener el peso durante dos años sin preocuparme lo más mínimo de cuánto como, no paso hambre, disfruto de la comida y disfruto de mi estado físico cada minuto del día, cada día del año. Hace falta fuerza de voluntad para que las contraprestaciones sean positivas. No me cambio por nadie, coma lo que coma. No envidio a nadie.
 
Otro ejemplo serían mis padres, con susproblemas de glucosa. Cambiaron su forma de comer, normalizaron sus niveles de glucosa y están evitando tener que medicarse. No les he preguntado si piensan que están haciendo un sacrificio, pero para mí lo que están haciendo no es un sacrificio, es un acto responsable en el que además se obtiene algo a cambio.
 
Y no perdamos devista que cuando te acostumbras a no consumir azúcares, no los echas de menos. No hay tal sacrificio: los alimentos que consumo son deliciosos y la atracción del pan, la pizza, los helados, etc. sólo existe para el que los consume. Sé que no es lomismo, pero para entendernos, es como la atracción que tengo hacia el tabaco no habiendo fumado nunca. Supongo que todoscoincidimos en que no fumar no es un sacrificio, cuando no eres fumador. Los que creen que me estoy sacrificando están mirándome desde el punto de vista del fumador, y seguramente no lo entienden: yo ya no “fumo”.
 
Pensando en todo loanterior, creo que a efectos de hacer dieta es importante tener algo que perder. Mucha gente no seve capaz de mantener una dieta estricta a largo plazo, pero creo que se equivocan: el contexto en el que se hace esa reflexión es importante. No se puede saber cómo nos comportaríamos en ese caso, cuando todavía no se tiene nada que perder, cuando el pacto es “a cambio de nada”.
 
Un consejo que yodaría a alguien que quisiera perder peso sería: lee mucho, decide cómo vas a intentar perder el peso que te sobra y hazlo, cueste lo que cueste en términos de constancia. Y cuando ya lo hayas perdido, cuando te veas una persona distinta, cuando tu yo-obeso no sea más que un mal recuerdo, una imagen con la que ya no te identificas, en ese momento plantéate qué estás dispuesto a hacer para mantenerte así. Antes no, antes sólo concéntrate en tu objetivo, concéntrate en obtener ese algo con el que negociar contigo mismo.
Seguramente encuentres toda esafuerza de voluntad que creías no tener para mantener indefinidamente una dieta. O “forma de comer”, si lo quieres llamar así.
 
No quiero dar a entender que sea tansencillo, que sea suficiente con escoger una dieta y seguirla a rajatabla para dejar de ser obesa. No creo que sea tan fácil. Yo tuve suerte en eso.Encontré una forma de comer que me sirvió para volver a mi peso normal, y que, hasta el momento, me funciona para mantenerme bien sin esfuerzo alguno.
Otras personas pueden no tener tanta suerte, pongan el esfuerzo que pongan.
 
Nada más perder el peso tenía muchomiedo de acabar recuperándolo (soy gato escaldado), pero ahora mismo estoy más tranquilo en ese aspecto. Hubo quien hace ya muchos meses me dijo: “tranquilo, que ya no recuperarás el peso”.
 
Algo ha cambiado en mí en los últimos tiempos, porque ahora mismo también yo lo creo.
 
Empiecen por algo, hoy mismo: Renuncien a todo tipo de gaseosas o bebidas enlatadas, comidas chatarra, carbohidratos y harinas. Haz ejercicio básico, rítmico y en menos de 15 días empezará a ver cambios.

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy3539
mod_vvisit_counterAyer6672
mod_vvisit_counterEsta semana13484
mod_vvisit_counterAnterior semana20330
mod_vvisit_counterEste mes52586
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2837629

Su IP: 54.234.190.237
 , 
Hoy: Ene 16, 2018