Solo unas preguntas PDF Imprimir E-mail
 
Como siempre, las redes sociales hicieron su agosto, mientras los Periodistas, principalmente los que no recibieron pauta de la administración Luis H., aunque también los que la recibieron, lo sentaron en el banquillo de los acusados y lo condenaron. Los dos pasquines diarios de Ibagué hicieron alarde de su morbo, porque ahora Luis H. se encuentra en mal momento.
 
Culpable o no, hay que esperar resultados, pero eso no es óbice para hacer algunas preguntas: ¿No están como muy trilladas esas frases casi infantiles como “Me acabo de enterar”… “Fue a mis espaldas”… “Yo no sabía nada”. Claro que son frases trilladas, pero estas frases las han venido utilizando los mafiosos, políticos, los corruptos y todos aquellos que quieren quedar bien ante una sociedad que ya no come cuento, aunque sigue pasiva, tolerante, indiferente.
 
Pero hay más preguntas: ¿Qué pasa o por qué no se cumple con lo ordenado en la Ley 80 de 1.993?... ¿Es que realmente los “mandos medios” no consultan con sus superiores –en este caso el Alcalde–, todos los movimientos que van a realizar?... ¿Si a un ciudadano del común o a una empresa pequeña se le exige una Póliza de Cumplimiento a través de una Compañía de Seguros, no se hace lo mismo con este tipo de compañías con las que el Estado contrata?... ¿No se evitaría a través de una Póliza de Cumplimiento el llamado “detrimento patrimonial”?... ¿Será que las compañías extranjeras entregan “coimas” más suculentas?... ¿No se puede entregar estos negocios –obras– a una de nuestras Universidades?... ¿Somos tan mediocres los colombianos que no tenemos la capacidad y los conocimientos suficientes para construir todo tipo de obras de infraestructura?... ¿Estamos condenados a entregarles nuestras riquezas a los extranjeros?... ¿No es pisotear y ningunear a los arquitectos e ingenieros de nuestra ciudad el hecho de contratar mano de obra extranjera?... ¿No se encuentran en Colombia los mejores profesionales en diversas áreas como para contratarlos y contribuir de ésta forma al crecimiento de un país que por oscuros intereses negocian, trafican, y hacen negocios –la mayoría sucios– con los extranjeros?
 
¿Muchas preguntas? Posiblemente sí; estoy seguro que sí, pero quedan muchas más que nos deben llevar a reflexionar. Una de las misiones del Periodista –del verdadero–, es convertirse en Veedor, en fiscalizador; es entregar la información precisa, la real, la verdadera, la que necesita el pueblo y no la que se origina en un plato de lentejas –léase pauta–.Siempre he dicho que depender de la pauta oficial no solo es mediocridad informativa sino crear una dependencia absoluta que no permite entregar la verdad.
 
Vamos con más preguntas: ¿Dónde está la ética profesional de los que trafican con la información que son los mismos que contribuyen a estos descalabros?... ¿Por qué estos “periodistas” son los mismos que hoy y desde que se conoció la captura de Luis H. se convirtieron en los peores y más desalmados verdugos del ex alcalde?
 
No estoy defendiendo a Luis H., pero tampoco puedo aceptar, que ahora, cuando todo está en veremos, se vengan lanza en ristre contra un hombre de nuestra tierra mientras a nivel nacional un ladrón de talla mayor, un delincuente de cuello blanco le entrega todo el país al criminal comunismo y a ese sí lo aplauden y le rinden pleitesía. ¿Hasta cuándo vamos a seguir esta doble moral?
 
Es triste reconocerlo pero los llamados animalistas, los que protestan por la muerte de un toro de lidia, la despescuezada de un gallo o el tirón que le hacen a un bovino a través del coleo, son los mismos que aplauden y ven con ojos encantados los crímenes de lesa humanidad de los criminales comunistas de las farc; son los mismos que van a las iglesias a “orar” y llegan a la casa a pelear y a maltratar a su familia; son los mismos que hoy condenan a Luis H. –siendo una labor de la justicia–, y son los mismos que recibieron contratos y jugosas pautas del ex mandatario. Y así sucesivamente.
 
Pero volvamos con el tema Luis H.: ¿Dónde están los veedores ciudadanos?... ¿Estarán creyendo que lo público es privado?... ¿Cuál era la labor de los “asesores” –Angarita y Pardo–?... ¿Acaso solo cobrar la nómina?... ¿Porqué se tienen que pagar estudios si las Universidades pueden realizarlos?... ¿Cuál es el papel de las “ías”?... ¿O es que tenemos tanto dinero como para dilapidar más de once mil millones de pesos en estudios de factibilidad que no sirvieron para nada?... Y la última: ¿Cuándo volverá a tener Ibagué un alcalde como Peñalosa?...
 
Desde ese entonces, Ibagué no ha tenido un buen alcalde, y tal vez por eso no me cansaré de repetir que Ibagué crece pero no se desarrolla; pero crece como fruto de la llegada de “traquetos” y lavadores de dinero.
 
El ejemplo viene de arriba
 
Claro; los mal llamados padres de la patria, presidente, ministros, congresistas y funcionarios de talla mayor, son los que dan a diario el mal ejemplo.
 
Todos los que han pasado por el solio de Bolívar, han robado de distinta forma, aunque el más destacado, el más corrupto, el más cínico, el que está preparando maletas para vivir plácidamente en Londres, ha sido el actual mandatario.
 
Es el mismo –que posiblemente por una gruesa suma de dinero–, le entrega el país a los criminales comunistas de las farc. De ahí para abajo, todos los mandatarios han hecho de las suyas, actuando siempre en contra del pueblo pero viviendo del pueblo.
 
¿Y el papel de la Ley?
 
Ahí, en el papel, sin beneficio alguno, al menos para el pueblo. La Constitución Nacional, al igual que las mujeres, las normas y las leyes son violadas a diario y el pueblo lo sigue aceptando.
 
Ya pregunté para qué sirve la Ley 80 de 1.993, pero ahora, ante el peligro en que se encuentra Colombia, quiero dejarles otras preguntas: ¿De qué nos sirve el Artículo tercero de la Constitución Nacional? y teniendo en cuenta el avance criminal de las farc hacia el poder… ¿Para qué nos sirve el Artículo 179 consagrado igualmente en nuestra Carta Magna?... ¿Será que el pueblo no los conoce?
 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1182
mod_vvisit_counterAyer6776
mod_vvisit_counterEsta semana17903
mod_vvisit_counterAnterior semana20330
mod_vvisit_counterEste mes57005
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2842048

Su IP: 54.91.48.104
 , 
Hoy: Ene 17, 2018