Para el análisis: PDF Imprimir E-mail
 
Parece sí que la sabiduría popular aun no percibe bien que todo lo bueno de la sociedad jamás nacerá de lo malo de su cultura y de su práctica política, arraigadas ellas en la añeja mentalidad que denunciamos y, por ende, es necio creer que la política cambia si el político cambia, eso solo atiza el candor.  
 
La médula de la política son las ideas y no el político y de ahí que elegir a quien carece de tesis sesudas y pertinentes es caer en ruindad electoralista y falsear el sentido histórico del Tolima. Solo si el imaginario colectivo cambia deparadigmas, el político modificará su erróneo proceder. Sustento la tesisplanteando que así exista un político intrínsecamente honesto y buena persona (algo probable), él no podrá ser un actor de cambio porque está “hundido hasta la coronilla” en el costal clientelista y de ahí que, como los hombres, según algunas señoras, todos los políticos sean iguales.
 
Abrevio diciendoque este es el laberinto donde está atrapado el devenir tolimense y que somos los mismos tolimenses los obligados a hallar la salida y por ello señalo la necesidad de un claro reenfoque del territorio histórico que, desde su época fundacional, fue soñado por líderes y pobladores como legítimo y merecedor entorno de desarrollo económico, de modernidad y de inclusión social, sueño siempre diferido porque los tolimenses no hemos trazado las coordenadas teóricas y políticas correctas para convertir sueños en realidades.
 
Pues bien, esta ausencia de nortefue motivación para dedicarle, como dijera atrás, varios años a dilucidar lo hoy acuñado como “genética del desarrollo regional”, tesis aun inédita por razón que ahora narro: Resulta que mi natural candidez me hizo creer que estas ideas, ordenadas y compendiadas, servirían de “fundamento para el gran dialogo sobre el futuro del Tolima” (así lo titulé) que podría ser convocado por una organización gubernamental, gremial, política o social afín al pensamiento disruptivo y dispuesta a que los tolimenses nos empoderemos para producir el necesario y anhelado quiebre histórico de la región.
 
Animado por la idea toqué varias puertas pero, tal vez, fui incapaz de explicar bien que la propuesta surgía de un modelo analítico diferente a la estructura de análisis convencional que acaba, como el simposio o el foro, en lugares comunes. La respuesta fuenegativa más no perdida, pues aprendí que es real la paradoja de que todos deseemos el cambio pero pocos deseen cambiar. De todos modos, aunque en desorden, poco a poco iré planteando elementos conceptuales sobre un nuevo modelo de futuro para el Tolima.
 
 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1175
mod_vvisit_counterAyer6776
mod_vvisit_counterEsta semana17896
mod_vvisit_counterAnterior semana20330
mod_vvisit_counterEste mes56998
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2842041

Su IP: 54.91.48.104
 , 
Hoy: Ene 17, 2018