https://visiondeltolima.com

Aguas chilenas invadidas por 90 barcos extranjeros

Escribe: Gabriela Moreno*

El calamar de las aguas suramericanas resulta atractivo, por medir hasta tres metros de longitud y alcanzar 50 kilos de peso.

China muestra un marcado interés por el calamar. Este molusco se ha convertido en un negocio seguro, dado que la nación asiática consume anualmente entre 800.000 y 900.000 toneladas de calamares, lo cual representa aproximadamente un tercio de las 2,7 millones de toneladas comercializadas en todo el mundo.

Una flota de al menos 90 embarcaciones extranjeras burla la seguridad mar√≠tima de Chile en este momento. Ninguna notific√≥ a las autoridades del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) ni a la Armada austral sus identidades ni ubicaciones, impidiendo la trazabilidad de sus operaciones. ¬ŅSon naves chinas buscando calamar? Sobran motivos para sospecharlo.

Las autoridades en un comunicado obvian mencionar el pabell√≥n de las embarcaciones. En lugar de ello, s√≥lo destacan que mantienen monitoreo de las rutas. Sin embargo, la vigilancia abarca desde el Oc√©ano Pac√≠fico hacia las zonas de pesca del Oc√©ano Atl√°ntico. Esa es la misma ruta que durante el √ļltimo a√Īo invadieron 133 buques del gigante asi√°tico, en busca de calamar.

De acuerdo con las autoridades, la flota que cruza la zona econ√≥mica exclusiva y √°reas marinas protegidas tardar√≠a hasta en enero en salir del per√≠metro. ‚ÄúDada la preocupaci√≥n para la ciudadan√≠a y los agentes pesqueros nacionales, las embarcaciones extranjeras est√°n siendo fiscalizadas mediante el sistema de monitoreo satelital‚ÄĚ indican.

Faenas turbias 

China muestra un marcado interés por el calamar. Este molusco se ha convertido en un negocio seguro, dado que la nación asiática consume anualmente entre 800.000 y 900.000 toneladas de calamares, lo cual representa aproximadamente un tercio de las 2,7 millones de toneladas comercializadas en todo el mundo. Esto se traduce en un consumo per cápita anual de 1,27 catties por persona en Pekín.

Aunque hasta el momento se descarta que las embarcaciones extranjeras irregulares en aguas chilenas hayan llevado a cabo operaciones de pesca desde que fueron avistadas el fin de semana, el hecho de que estén dedicadas a la pesca del calamar en alta mar, utilizando caladeros de pesca en aguas internacionales, hace evidente su intención.

El calamar de las aguas suramericanas resulta atractivo, por medir hasta tres metros de longitud y alcanzar 50 kilos de peso. ‚ÄúDurante esta √©poca, se trasladan hacia aguas del atl√°ntico, y luego (mayo-junio) retornan al Pac√≠fico, para realizar capturas frente a las costas de Per√ļ y Ecuador‚ÄĚ, a√Īade Sernapesca.

Operaciones al descubierto

Las operaciones opacas de embarcaciones chinas no son un secreto sino un peligro constante para Chile, un pa√≠s largo y angosto, con una extensi√≥n de sus costas que supera los 6.400 kil√≥metros, cuyos ecosistemas marinos enfrentan la extracci√≥n il√≠cita no declarada, pese a la existencia de normativas que lo condenan. 

Los reportes de la Direcci√≥n General del Territorio Mar√≠timo y de Marina Mercante (Directemar) chilena dan cuenta del acecho. Desde mayo, contabilizan 600 barcos frente a Argentina, que pasan despu√©s hacia el Oc√©ano Pac√≠fico, llegando hasta frente a las Islas Gal√°pagos en Ecuador.

El r√©gimen comunista de Xi Jinping los comanda. Seg√ļn un informe de la C4ADS, una organizaci√≥n dedicada a proporcionar an√°lisis basados en datos sobre conflictos globales y problemas de seguridad transnacional, existen profundos v√≠nculos entre la c√ļpula estatal de Pek√≠n y 16 embarcaciones. Sobre estos botes pesan denuncias por tr√°fico il√≠cito y trabajo forzoso.

La injerencia de Xi Jinping en el negocio qued√≥ en evidencia, al presionar a la Organizaci√≥n Regional de Ordenamiento Pesquero del Pac√≠fico Sur (OROP-PS), por mantener una supremac√≠a en Per√ļ, Ecuador y Chile con el despliegue de 671 buques, mientras que Taiw√°n cuenta con 45 y Corea del Sur con 30. Sus pretensiones est√°n ganando condiciones a favor.

Condiciones a favor 

En el caso de Chile, est√° abierta la discusi√≥n sobre la ‚Äúreserva del cabotaje‚ÄĚ, el transporte mar√≠timo, fluvial y lacustre de carga entre los diversos puertos del litoral, as√≠ como en los r√≠os y lagos del pa√≠s, que desde hace 13 a√Īos se intenta modificar y que ahora es cuando podr√≠a concretarse abriendo la competencia para que barcos extranjeros puedan trasladar carga o pasajeros dentro del pa√≠s, aunque moderadamente.

El presidente chileno, Gabriel Boric, introdujo modificaciones al proyecto que lo promueve, tanto en marzo como en septiembre de este a√Īo, logrando la aprobaci√≥n en noviembre en la C√°mara de Diputados. La √ļltima palabra la tiene el Senado.

Sindicatos marinos en Valparaíso, Talcahuano, Puerto Montt y Chiloé protestan en contra. Su argumento se centra en una oportunidad mayor para la vulneración de la seguridad marítima nacional, que ya se parece imparable.

‚ÄúLas compa√Ī√≠as operar√°n con bandera extranjera (principalmente de conveniencia), donde es sabido el mal uso y abuso de √©stas, ya que tienden a precarizar el empleo de las tripulaciones‚ÄĚ, aseveran.

* Gabriela Moreno, Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

Una se√Īal de alerta es la que nos ofrece el autor de la Novela ‚ÄúEL IMPERIO EL TERROR‚ÄĚ en 400 p√°ginas donde denuncia los trucos y enga√Īos por parte de pastores, brujos, m√©dicos, escuelas de modelaje. Solic√≠tela con precio especial a trav√©s de

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *