Al fin, un oasis en el desierto

Escribe: Luis Alfonso Quintana Sánchez

A propósito de Telecom y su extinción, he intentado escribir sobre este tema, pero tengo muchos amigos, ya pensionados, que son o fueron sindicalistas. Algunos me han retirado el saludo, pero eso es lo de menos. Sí señor, a Telecom lo acabaron los sindicatos; pero hay un ingrediente más; lo acabaron los políticos y la corrupción que hay en ellos.

Telecom se había convertido en un “nido burocrático” dónde iban a parar los amigos y familiares de los congresistas y políticos corruptos (disculpen el pleonasmo) y lo primero que hacían era afiliarse a uno de tantos sindicatos que habían en la Empresa y lógicamente ese dizque “trabajador” se convertía en un zángano de esos que se asomaban solamente a cobrar su “limosna” porque así llaman los sindicalistas el sueldo, que, muchas veces, no merecen.

Eso y mucho más hay en la historia y que, claro, la izquierda no acepta.

================================================================

MAS INFORAMCION EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.