https://visiondeltolima.com

CEO de Boeing se marcha tras cuatro años turbulentos

Escribe: Siddharth Philip y Julie Johnsson.-

En medio de contratiempos de seguridad, Dave Calhoun, CEO de Boeing (BA), dejará la empresa a finales de 2024, mientras que el presidente Larry Kellner no se presentará a la reelección, informó la compañía.

Stan Deal, que dirige la división de aviones comerciales de Boeing, se jubilará. La directora de Operaciones, Stephanie Pope, asumirá las funciones de Deal.

Dave Calhoun pone fin a una etapa de cuatro años como CEO lidiando con las secuelas de otra casi catástrofe con el mismo modelo.

Calhoun, director de Boeing desde hace muchos años y veterano de General Electric Co. y Blackstone Group LP, asumió el cargo a principios de 2020, cuando el fabricante de aviones se tambaleaba por la inmovilización mundial del 737 Max tras dos accidentes. Pone fin a una etapa de cuatro años como CEO lidiando con las secuelas de otra casi catástrofe con el mismo modelo.

“He estado considerando durante algún tiempo, en discusión con nuestro consejo de administración, el momento adecuado para una transición de CEO en Boeing”, dijo Calhoun en un mensaje a los empleados. “Los ojos del mundo están puestos en nosotros, y sé que superaremos este momento como una empresa mejor, basándonos en todos los aprendizajes que hemos acumulado mientras trabajábamos juntos para reconstruir Boeing en los últimos años.”

Los cambios se producen en medio de una creciente frustración de los clientes con Calhoun y Deal, ya que la crisis centrada en la calidad y seguridad de fabricación del fabricante de aviones no muestra signos de remitir. Kellner, Calhoun y Deal suponen las salidas más sonadas después de que un incidente casi catastrófico en pleno vuelo en enero con su avión 737 Max la sumiera en una crisis cada vez más profunda.

Las sospechas sobre si Calhoun y Deal conservarían sus puestos empezaron a surgir tras el incidente de Alaska Airlines, pero los interrogantes sobre su liderazgo alcanzaron un crescendo la semana pasada cuando los directores ejecutivos de las principales aerolíneas trataron de prescindir de Calhoun y reunirse directamente con el consejo de administración.

“Aunque que alguien pierda su puesto no suele ser algo que celebrar, creemos que probablemente se trata de una medida acertada por parte del consejo de administración de Boeing”, dijo a sus clientes Robert Stallard, analista de Vertical Research Partners. “Podría decirse que muchos de los clientes, proveedores y otras partes interesadas de Boeing han perdido la fe en la empresa, mientras que sus relaciones con la FAA y la NTSB son claramente tensas”.

Una auditoría exhaustiva de Boeing y sus proveedores por parte de la Administración Federal de Aviación de EE.UU. suscitó inquietudes sobre la cultura de seguridad de la empresa, según declaró la semana pasada el máximo responsable de la agencia.

Las acciones de Boeing subían un 4% a las 9:05 horas del lunes, antes de las operaciones regulares en Nueva York. El valor había caído un 28% este año hasta el 22 de marzo, el peor comportamiento del índice industrial Dow Jones.

Lucha por la producción

Bajo el mandato de Calhoun, Boeing devolvió el 737 Max al servicio comercial en 2020 tras una larga parada mundial a raíz de dos accidentes en 2018 y 2019. Pero el fabricante de aviones ha luchado por elevar los niveles de producción tras la pandemia de Covid, mientras lidiaba con la rotación de trabajadores y con una serie de fallos de calidad en sus fábricas y en las de sus proveedores. Ahora Boeing se enfrenta a una remodelación de su equipo directivo y de su consejo de administración para restablecer los controles de calidad y recuperar la confianza de los consumidores y los reguladores.

El exCEO de Qualcomm Steve Mollenkopf, elegido para sustituir a Kellner como presidente del consejo, dirigirá la búsqueda del sucesor de Calhoun. Calhoun dijo a la CNBC en una entrevista que participaría en la búsqueda de su sustituto.

“Un cambio en la alta dirección es un buen primer paso para abordar la miríada de problemas de la empresa, pero la principal pieza que falta en el rompecabezas es ¿quién será el próximo CEO?”. dijo Stallard. “Hará falta alguien con pedigrí y paciencia, ya que arreglar Boeing es probablemente un viaje no lineal de varios años”.

Fte: Bloomberg.

Una señal de alerta es la que nos ofrece el autor de la Novela “EL IMPERIO EL TERROR” en 400 páginas donde denuncia los trucos y engaños por parte de pastores, brujos, médicos, escuelas de modelaje. Solicítela con precio especial a través de

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *