Colombia, un paraíso en las garras del maligno (I)

Escribe: Luis Hernando Granada C.*

Colombia era un país donde se disfrutaba de paisajes, excelente gastronomía, libertad para viajar de una ciudad a otra y se gozaba de muchas prebendas, propias de una nación con inmensas riquezas, esas mismas riquezas que siempre ha perseguido la izquierda maleva, la izquierda a la que nada le parece bien, y la izquierda que quiso imponer su dominio macabro.

Personalmente, amante de la libertad, no acepto que el “maligno” o el “innombrable” me represente ni que represente a los ciudadanos de bien. Muchos lo aceptarán, pero a lo mejor porque no saben qué le espera a Colombia con el “maligno” a la cabeza, con un gabinete ministerial geriátrico y compuesto por mercenarios de la podrítica. Sí, la podrítica, porque la política tradicional, los que militaban otrora en los partidos liberal y conservador se arrodillaron y como vulgares prostitutas o como Judas, se le arrodillaron ante el “maligno” y traicionaron al pueblo por puestos, contratos y convenios oscuros.

La clase política se extinguió y le dio paso a los mercenarios podríticos, a la vergüenza nacional, a la escoria de la podrítica, a los que mienten y causan el caos de una u otra forma, como lo decían desde la selva los narcoterroristas de las farc, cuando afirmaban que llegarían al poder utilizando cualquier mecanismo de guerra.

Y bueno; se dice que el “maligno” ganó la presidencia. ¿Cómo no iba a “ganar” si incluso por él votaron más de dos millones de muertos y un promedio de 700 jóvenes que no alcanzaron a reclamar su cédula de ciudadanía?… ¿Cómo no iba a “ganar” si por él votaron todos los criminales de las farc, el eln, las bacrím, los vándalos de la primera línea, los familiares de los narcos privados de su libertad pero que gracias al “perdón social” quedarán de nuevo en libertad?… ¿Cómo no iba a “ganar” si entre sus aliados se encuentra la federación comunista depredadora –fecode– y las centrales obreras?… ¿Cómo no iba a “ganar” si compró viejos dinosaurios de la podrítica, periodistas sin ética, artistas en decadencia, influencers sin trabajo y jóvenes ansiosos de consumir marihuana y de “vivir sabroso” como parásitos de la sociedad, disfrutando de “todo gratis”?… ¿Qué podría esperar Colombia del Pacto diabólico si ninguno de sus secuaces inspira confianza.

Hay anuncios precipitados, absurdos, criminales que ya invaden las redes y los medios de comunicación del régimen, pero valdría la pena analizar algunos:

1.- La expropiación disfrazada de “democratización”. El “maligno” dijo que no iba a expropiar, pero está detrás de las tierras de Álvaro Uribe, no para repartirlas entre los campesinos sino por venganza y para tener donde seguir sembrando más coca, porque el narcotráfico es fuente de financiación de la izquierda. La verdad es muy distinta: Las tierras de los campesinos desplazados por la misma guerrilla, principalmente en el gobierno del camarada “Chucky” Santos, se le han venido entregando a guerrilleros activos –que supuestamente se desmovilizaron–, que no las cultivan pero sí las alquilan a campesinos con vocación agrícola, o las venden pero sin documentos porque el Incoder jamás les entregó titulación. Y lo anterior me consta porque conocí en vivo y en directo dos casos; uno en Guarinocito Caldas y el otro en Rionegro Antioquia. ¿Cuántas hectáreas no se les han entregado a estos criminales? Eso jamás se sabrá, porque incluso a los desplazados los obligan a abandonar sus tierras o los matan porque esa es la consigna criminal.

2.- Destrucción de la familia. La política del odio, como arma letal del comunismo socialista, estuvo, está y sigue vigente. “O me adoran o se mueren”, dirá el “maligno”. Esa política del odio es la misma que tiene separados a muchos familias; hijos mamertos que no le hablan a sus padres, enfrentamientos entre tíos, abuelos, primos, etc… Ellos –los seguidores del “maligno” –, utilizan a las comunidades como las de homosexuales, feministas, ambientalistas, etc., pero solo mientras los necesitan. Para nadie es un secreto que en Argentina, el tristemente célebre “Che” Guevara decía, juraba y comía tierra afirmando que “amaba” a los homosexuales, pero cuando ya no los necesitó, se divertía asesinándolos personalmente o mandándolos a asesinar. Recordemos también que en Colombia, la cantinflesca alcaldesa de Bogotá –también de izquierda–, en campaña prometió ayudar a las terapeutas del amor –prostitutas–, pero luego de llegar a la alcaldía, se olvidó de ellas y en tiempos críticos de pandemia las mandó a encerrar y sin ningún tipo de ayuda oficial como lo había prometido… Ahora eso mismo está pasando con los vándalos de la primera línea que le ayudaron por unas sucias monedas en los paros y marchas que organizó el “maligno” para hacerle la guerra al gobierno de Duque. Hoy muchos de estos mamertos, al igual que algunos profesores, empiezan a ver que los jóvenes no tendrán cabida en su “gobierno”. La prueba es que algunos jóvenes ya graduados como economistas, ingenieros, médicos, abogados, etc., ven como el “maligno” prefiere montar un geriátrico ministerial integrado por mercenarios de la podrítica a cambio de tener en cuenta a estos jóvenes.

3.- La criminal reforma tributaria. Cuando el Ministro Carrasquilla presentó ante el Congreso una nueva reforma tributaria que oscilaba en 25 billones, se le vino el mundo encima. El “maligno” le organizó paros, marchas, bloqueos en las vías principales del país, incendio a camiones cargados de alimentos, pollos, cerdos, ganado etc… Era a mi modo de ver, una reforma justa porque el camarada “Chcuky” Santos dejó el país en ruinas. En el mal llamado “acuerdo” de paz, que más que acuerdo fue un negocio de “Chucky”, se “invirtieron” más de 91 billones de pesos, representados en excelentes viandas, whisky, paseos en yate por la isla, viajes entre Colombia y Cuba-Cuba Colombia de los terroristas, etc. Aparte de eso, recordemos que el camarada “Chucky” Santos le asignó a cada terrorista, por haber delinquido, asesinado, violado inocentes jovencitas, expropiado tierras y asesinado campesinos y líderes sociales, un “premio” de $8 millones mensuales.

Hoy el “maligno” y su corte maleva hablan de una reforma superior a los 50 billones anuales, sin desconocer que en campaña, el “maligno” aseguró que no habría más impuestos.

Sin embargo, por telefonía se paga un IVA del 19% y ahora se habla de un 4% adicional. ¿No es suficiente toda la carestía que creó el “maligno” con sus paros y marchas?… En este sentido se le echa la culpa a la recesión mundial, a la pandemia y a la guerra de la Rusia comunista contra Ucrania. Aceptemos que la pandemia creada en la China comunista, que la recesión mundial y que incluso la guerra Rusia-Ucrania, tengan mucho que ver, pero no se puede desconocer que más daño le hizo el “maligno” a la economía nacional con su terrorismo. Los paros, marchas y vandalismo organizado por el “maligno” fue lo que más disparó la carestía a nivel nacional.

Pero volviendo a lo de la reforma, Colombia no necesita una reforma tributaria aun estando en déficit. Lo que el “maligno” tiene que hacer es reducir el gasto público. Hay mucho desperdicio a nivel estatal, muchos carros blindados, muchos sueldos inmerecidos, demasiados parásitos y criminales en el Congreso y gastos onerosos sin sentido ni justificación. Aun así se está hablando de crear  dos ministerios más, entre ellos el de la igualdad. ¿Qué tan distintos somos los colombianos?… En que nos distinguimos?… ¿Entre los buenos y los malos o entre los miserables y los potentados como él?

¿Por qué no empezar a vender las propiedades incautadas a los narcoterroristas?… ¿Acaso estos dineros benefician y deben seguir beneficiando al “maligno” y a la izquierda en general como hasta hoy?… ¿Por qué no aplicarle más impuestos a las multinacionales que vienen a saquear el país?… Los bancos se están llenando de utilidades a causa de sus abusos… Por qué no los gravan con una mayor retribución y esos dineros se invierten en gastos del Estado?… ¿A dónde van a parar los dineros por concepto del valor de las bolsas que tenemos que pagar cuando con apoyo del Espíritu Santo podemos ir a mercar?… ¿Por qué no acaban con tanta vagabundería de carros blindados, escoltas, asesores y tanto personal que le asignan a un parásito en el Congreso?… Por qué no acabar con la JEP teniendo en cuenta, primero, que es un bodrio anticonstitucional impuesto por el camarada “Chucky” Santos y que solo genera detrimento económico a los colombianos, y segundo, porque jamás ha sido condenado uno solo de los criminales y narcoterroristas?.

Colombia lo que tiene es dinero, pero la intención del “maligno” es joder a los pobres y entregarle el país a la mafia transnacional comunista/socialista de acuerdo a su compromiso con el Foro de Sao Paulo. Es decir, del “maligno” no esperemos nada positivo.

Continuará.

Espere en la próxima actualización: La guerra y persecución a la Iglesia; la promoción del crimen a través de los abortos; la destrucción del país; la persecución a los Periodistas que no están de acuerdo con el régimen y otros puntos más.

* Luis Hernando Granada C. – Periodista, Publicista, Director de www.visiondeltolima.com – Autor de la Novela “El Imperio del Terror” y del libro “La gran farsa de la izquierda y Gestor Cultural del Tolima 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.