https://visiondeltolima.com

Corte Suprema rechaza impugnaci贸n de programa federal de vigilancia

Escribe: Joseph Lord

Estados Unidos, febrero 2023.- La Corte Suprema de Estados Unidos se ha negado a escuchar la impugnaci贸n de un programa federal de vigilancia.

El programa en cuesti贸n, conocido como 鈥淯pstream鈥, permite a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en ingl茅s) interceptar el tr谩fico telef贸nico y de Internet desde dentro y fuera de Estados Unidos.

Los detalles del programa fueron algunos de los filtrados por el excontratista de la CIA y la NSA Edward Snowden, que en 2013 destap贸 los programas de vigilancia masiva orquestados por el gobierno estadounidense. Hasta entonces, la administraci贸n del presidente George W. Bush y la comunidad de inteligencia hab铆an afirmado falsamente que los datos de los estadounidenses no se estaban recopilando ni guardando.

El programa Upstream permite a la NSA acceder a cantidades enormes de datos, a menudo gracias a la cooperaci贸n de los propios proveedores de telecomunicaciones. Los proveedores eligen los datos con m谩s probabilidades de ser de origen extranjero antes de entreg谩rselos a la NSA. Sin embargo, el programa tambi茅n se utiliza dentro de Estados Unidos.

El caso, Wikimedia contra la NSA, fue presentado contra la NSA por Wikimedia, el grupo sin 谩nimo de lucro propietario de Wikipedia. La Uni贸n Americana de Libertades Civiles (ACLU) ayud贸 a Wikimedia con asesoramiento jur铆dico.

En una entrada de blog sobre el caso, la ACLU escribi贸: 鈥淟a vigilancia ascendente, que el gobierno afirma que est谩 autorizada por la Secci贸n 702 de la Ley de Enmiendas FISA, est谩 dise帽ada para atrapar todas las comunicaciones internacionales de los estadounidenses, incluidos los correos electr贸nicos, el contenido de la navegaci贸n web y las consultas en motores de b煤squeda. Con la ayuda de empresas como Verizon y AT&T, la NSA ha instalado dispositivos de vigilancia en la 鈥榗olumna vertebral鈥 de Internet, es decir, la red de cables, conmutadores y enrutadores de alta capacidad por la que viaja el tr谩fico de Internet鈥.

鈥淧rivilegio de los secretos de Estado鈥

La audiencia se inscribe en una disputa cultural m谩s amplia sobre el equilibrio adecuado entre libertad y seguridad, una cuesti贸n que pas贸 a primer plano por la amplia legislaci贸n aprobada tras los atentados del 11 de septiembre.

Si la Corte Suprema hubiera escuchado el caso, podr铆a haber sentado un precedente en relaci贸n con otros programas de vigilancia masiva en curso.

Anteriormente, el caso hab铆a llegado a un resultado dividido cuando se examin贸 en el Tribunal de Apelaciones de EE. UU. para el Cuarto Circuito. No obstante, ese tribunal dictamin贸 que el gobierno pod铆a alegar razonablemente el 鈥減rivilegio del secreto de Estado鈥 sobre el programa Upstream.

James Buatti, director jur铆dico de la Fundaci贸n Wikimedia, calific贸 la decisi贸n de 鈥済olpe contra el derecho individual a la intimidad y la libertad de expresi贸n鈥 en una entrada del blog de Wikimedia.

鈥淟a negativa de la Corte Suprema a acceder a nuestra petici贸n supone un golpe contra el derecho individual a la intimidad y la libertad de expresi贸n, dos piedras angulares de nuestra sociedad y los cimientos de Wikipedia鈥, afirm贸 Buatti.

Secci贸n 702 de la FISA

Buatti tambi茅n se refiri贸 a una secci贸n muy controvertida de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera, aprobada inicialmente por el Congreso en 1978 como salvaguarda de las libertades civiles de los estadounidenses.

鈥淪eguiremos defendiendo el derecho de todos al libre conocimiento, e instamos al Congreso a que aborde la cuesti贸n de la vigilancia masiva cuando eval煤e si reautoriza la Secci贸n 702 a finales de este a帽o鈥, declar贸 Buatti.

La ley FISA se aprob贸 originalmente en respuesta a los abusos denunciados en la vigilancia de los servicios de inteligencia gubernamentales. El proyecto de ley fue el resultado final de las investigaciones del Senado sobre la legalidad de las actividades de inteligencia nacionales. Inicialmente, el proyecto de ley pretend铆a establecer salvaguardias judiciales y del Congreso para la vigilancia de agentes extranjeros que actuaran dentro de Estados Unidos, al mismo tiempo que proporcionaba a las agencias de inteligencia las herramientas necesarias para vigilar aut茅nticas amenazas extranjeras.

Por ello, los estadounidenses le dieron poca importancia tras la aprobaci贸n de otras leyes en respuesta a los atentados terroristas del 11 de septiembre.

Estas leyes, como la Ley PATRIOT, la Ley de Seguridad en la Aviaci贸n y el Transporte y otras, pretend铆an mejorar la seguridad nacional a costa de muchas libertades civiles de los estadounidenses.

Escuchas telef贸nicas sin orden judicial

La FISA atrajo la atenci贸n p煤blica por primera vez en diciembre de 2005, tras la publicaci贸n de un art铆culo del New York Times que demostraba que el presidente George W. Bush hab铆a llevado a cabo escuchas telef贸nicas sin orden judicial en Estados Unidos al menos desde 2002. Otro reportaje de Bloomberg suger铆a que este uso expansivo de la FISA podr铆a haber comenzado ya en 2000, antes de los atentados terroristas que supuestamente hicieron necesarias las medidas.

La ley FISA se revis贸 posteriormente en 2008 para otorgar nuevas y amplias competencias a la Oficina del Director de Inteligencia Nacional (ODNI, por sus siglas en ingl茅s) y a las agencias de inteligencia estadounidenses. El art铆culo 702 adquiri贸 fuerza de ley por primera vez en la legislaci贸n de 2008.

La Secci贸n 702 de la FISA dice: 鈥渆l fiscal general (FG) y el Director de Inteligencia Nacional (DNI) pueden autorizar conjuntamente la selecci贸n de (i) personas no estadounidenses (ii) que se crea razonablemente que est谩n fuera de Estados Unidos (iii) para adquirir informaci贸n de inteligencia extranjera鈥.

Sin embargo, este poder puede conceder un c铆rculo cada vez m谩s amplio de posibles b煤squedas al FBI y a otras agencias de inteligencia, que pueden utilizar el mismo poder contra ciudadanos estadounidenses que hayan tenido alguna interacci贸n con los extranjeros objetivo.

Nominalmente, esto es ilegal; la secci贸n 702 de la FISA solo autoriza la vigilancia de agentes extranjeros que operan fuera de Estados Unidos.

Pero persiste la preocupaci贸n 鈥揺specialmente entre los republicanos que est谩n intensificando una investigaci贸n sobre el uso del gobierno federal como arma鈥 sobre la renovaci贸n de este programa de vigilancia.

Sin el apoyo del Partido Republicano a la renovaci贸n de la sec. 702, la ley expirar谩 el 31 de diciembre de 2023.

T. de The Epoch Times en espa帽ol.

====================================================================

SITIOS SUGERIDOS:

P脕GINA WEB:  www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *