https://visiondeltolima.com

El año más desastroso para la economía colombiana

Escribe: José Gregorio Martínez*

Definitivamente le quedó grande gobernar al país. Y muy pronto nos veremos como Venezuela o Cuba, mendigando un mendrugo de pan mientras él sy su corte viven sabroso.

Aunque el cuarto trimestre evitó que el país entrara en recesión, el crecimiento anual de apenas 0,6% en 2023 estuvo por debajo de los pronósticos más pesimistas, siendo el peor desempeño de la economía colombiana durante el siglo 21, con la excepción de 2020, el año de la pandemia.

Durante el primer año completo de Gustavo Petro en el poder, la formación bruta de capital cayó de 16% en 2022 a -24,8% en 2023, lo que en mediano plazo tiene un impacto negativo sobre la economía colombiana.

“Atraer inversión es difícil, espantarla es fácil”, fue la advertencia que le hizo el expresidente de Colombia, Iván Duque, al actual mandatario Gustavo Petro durante el proceso de empalme. Los indicadores macroeconómicos de 2023 demuestran que el consejo fue ignorado. Si bien el complicado contexto global, marcado por altas tasas de interés y una elevada inflación, asomaba una importante desaceleración, el 0,6% de crecimiento que consiguió la economía colombiana en 2023, según el dato consolidado presentado este jueves 15 de  febrero por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), estuvo por debajo de los pronósticos más pesimistas.

El crecimiento de 0,3% en el cuarto trimestre impidió que el país entrara en recesión por la acumulación de dos periodos de decrecimiento consecutivos, tras la contracción de -0,6% en el tercer trimestre (cifra revisada desde el -0,3% de la primera lectura). Esto fue posible, en gran medida, debido al aumento de 12,5% del gasto de consumo final del gobierno. Sin embargo, nada evitó que 2023 cerrara como el año con el menor crecimiento económico del siglo 21, con la excepción de 2020, cuando los efectos devastadores de la pandemia sobre la economía llevaron a que se registrara una caída del PIB de -7,3%. El desplome en 2023 es preocupante si se compara con el crecimiento de 7,3 conseguido en 2022, año en el que Petro recibió en agosto la Presidencia.

La caída el año pasado estuvo impulsada principalmente por el desempeño negativo en sectores como construcción (-4,2%), industrias manufactureras (-3,5%) y comercio y reparación; transporte y almacenamiento; alojamiento y servicios de comida (-2,8%). Por el otro lado, los sectores que hicieron un mayor aporte al marginal crecimiento alcanzado fueron actividades financieras y de seguros (7,9%), actividades artísticas, de entretenimiento; actividades de los hogares (7%) y administración pública y defensa; educación, actividades de la salud humana (3,9%).

Factores que impactaron la economía colombiana

De acuerdo con la encuesta de expectativas de analistas de mercados financieros que realiza Citibank, citada por La República, el crecimiento promedio de la economía colombiana en 2023 se estimaba en 1,05%, con el pronóstico más optimista en 1,20% y el más pesimista en 0,90%.  El 0,6% registrado muestra una drástica desaceleración impulsada principalmente por el incremento de las tasas de interés del Banco de la República en su intento por reducir la elevada inflación. Tampoco se puede despreciar el impacto de los mensajes equivocados que ha mandado el gobierno. La salida de José Antonio Ocampo del Ministerio de Hacienda en abril fue sin duda uno de ellos. Se trataba del hombre moderado y con mayor experiencia en materia de política económica en el Ejecutivo, que además frenaba las aventuras motivadas por intereses ideológicos.

El resultado está a la vista: un año desastroso para la economía colombiana. En 2022, cuando Duque entregó el poder, la formación bruta de capital cerró en 16%. Tal vez esta era una de las cifras que durante el empalme recomendaba a su sucesor cuidar. El desplome de este indicador hasta -24,8% demuestra que el llamado gobierno del “cambio” avanzó en dirección contraria. Este dato es clave para el desarrollo de la economía, pues esta caída equivale a una disminución de la inversión en producción que inevitablemente golpea en mediano plazo el Producto Interno Bruto.

* José Gregorio Martínez, Periodista venezolano dedicado a las fuentes de Política y Economía. Editor jefe de PanAm Post. Experiencia previa en medios como NTN24, El Mundo Economía & Negocios, Diario La Verdad y Globovisión.

Una señal de alerta es la que nos ofrece el autor de la Novela “EL IMPERIO EL TERROR” en 400 páginas donde denuncia los trucos y engaños por parte de pastores, brujos, médicos, escuelas de modelaje. Solicítela con precio especial a través de

WWW.LITERATURAENLINEA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *