El Centenario de la Convención Liberal de Ibagué de 1922

Escribe: Jorge Ancizar Cabrera Reyes

“Ibagué será el Sinaí, donde se dictarán las nuevas tablas de la Ley del liberalismo colombiano”.

General Benjamín Herrera

Como lo registra la publicación de Felipe S. Paz y Armando Solano “Convención de Ibagué -1922- Editorial de Cromos Bogotá, libro que me obsequió el doctor Benjamín Ardila Duarte, exparlarmentario liberal, reconocido historiador y quien fue uno de mis profesores en la Universidad Libre y en la investigación y estudio que hice del mismo documento histórico, señala: el General Benjamín Herrera, Jefe del Partido Liberal Colombiano hace su entrada triunfal el 26 de marzo a Ibagué. “Bajo la pompa solar del medio día, desde muy temprano ha estado toda la ciudad adornada con banderas y gallardetes; los balcones modernos y las viejas ventanas coloniales entrelazan el tricolor nacional con simbólicos festones de púrpura; las gentes endomingadas y alegres hormiguean hacia la estación del ferrocarril, mientras al mando de los Generales Echeverry, Santos y Caicedo, los escuadrones de caballería que van llegando a marcha forzada de los pueblos vecinos, cubre en doble fila de honor íntegramente el largo trayecto que separa la estación de la casa que se ha destinado para el alojamiento del General Herrera.
Cuando se oye el pito de la locomotora, un hurra! sale de todos los pechos, y se siente el trepidar de aquella inmensa multitud que se agolpa frente a la carrilera; los cobres de las bandas hacen vibrar un aire marcial y culmina el delirio de las aclamaciones, cuando aparecen en las ventanillas del tren el General Herrera y los prestigiosos Jefes que lo acompañan. El General Miguel Santofimio –
vocero  vocero del Directorio Liberal del Departamento– les dirigió la palabra y con caballerosa gentileza les dio las seguridades de la más cumplida hospitalidad.

El General Herrera felicita al liberalismo tolimense por la manera brillante como luchó en el pasado debate electoral, no obstante haber tenido que enfrentarse a un adversario enorgullecido con los favores del Gobierno, y hace extensiva su felicitación a todos los copartidarios que de uno a otro confín de la República unieron sus votos en un solo anhelo de liberación, demostrando ante propios y extraños que somos una colectividad disciplinada y fuerte, consciente de nuestros derechos y deberes en la transcendental hora presente. Integrada la Convención por altos exponentes del liberalismo, por meritisimos ciudadanos que son honra y pres de la República, tiene el General Herrera la seguridad de que las decisiones que adoptará tan autorizada Corporación, han de inspirarse necesariamente en el más acendrado patriotismo y en el más puro y desinteresado amor a la causa”.

La Asamblea Departamental del Tolima, de mayoría conservadora, aprobó la siguiente proposición con motivo de la visita a Ibagué del General Benjamín Herrera, así: “Ibagué, marzo 27 de 1922. Señor General Benjamín Herrera. – Presente. Tengo el honor de transcribiros la siguiente proposición aprobada en la sesión de hoy, por la Asamblea que tengo el honor de presidir:

Igualmente el Concejo de la ciudad de Ibagué aprobó la siguiente proposición, que fue aprobada por unanimidad: El 29 de marzo de 1922 a partir de las tres de la tarde en el Teatro Torres se inicia la Convención Liberal y la multitud que no alcanzó entrar se ubica afuera de las instalaciones del Teatro. Los Delegados son los siguientes: el General Benjamín Herrera. Jefe del Partido Liberal Colombiano, el doctor Simón Bossa, Jefe del liberalismo en el Departamento de Bolívar, el doctor Tomás Uribe Uribe, Jefe del liberalismo Vallecaucano, el General Ramón Neira, Jefe del liberalismo en el Departamento de Boyacá, el General Antonio Samper Uribe, Jefe del Partido Liberal en Cundinamarca, el General Paulo Emilio Bustamante, Jefe del Partido Liberal en el Tolima, el doctor Luis De Greiff, Delegado por el Departamento de Antioquia, el doctor Ricardo Uribe Escobar, Delegado por el Departamento de Antioquia, el doctor Pedro Juan Navarro, Delegado por el Departamento del Atlántico, el General Efraim H. Julio, Delegado por el Departamento del Atlántico, el General César Díaz Granados, Delegado por el Departamento de Bolívar, el doctor A Amador y Cortes, Delegado por el Departamento de Bolívar, el General Heliodoro Reina, Delegado por el Departamento de Boyacá, el doctor Julio Salazar, Delegado por el Departamento de Boyacá, el doctor Victorino Vélez, Delegado por Caldas, el doctor Santiago Londoño, Delegado por Caldas, el doctor Carlos Villamil, Delegado por el Cauca, el doctor Francisco José Chaux, Delegado por el Cauca, el doctor Eduardo Santos, Delegado por Cundinamarca, el doctor Ricardo Tirado Macías, Delegado por Cundinamarca, el doctor Enrique Millán, Delegado por el Huila, el doctor Jorge Lara, Delegado por el Huila, el doctor José Ignacio Díaz Granados, Delegado por el Magdalena, el doctor José Díaz Granados, Delegado por el Magdalena, el doctor Alejandro de la Rosa, Delegado por Nariño, el doctor Benjamín Apraez, Delegado por Nariño, el General Justo L. Durán, Delegado por Santander del Norte, el General Leandro Cuberos Niño, Delegado por Santander del Norte, el doctor Carlos D. Parra, Delegado por Santander del Sur, el General Luis A. Noriega, Delegado por Santander del Sur, el General Rafael Camacho, Delegado por el Tolima, el doctor Andrés Rocha A. Delegado por el Tolima, el doctor Pablo García, Delegado por el Valle, el doctor Domingo Irurita, Delegado por el Valle, el General Ramón D. Morán, Delegado del Directorio Seccional de Ciénaga, el doctor Felipe S. Paz, Delegado por la Intendencia del Chocó, el doctor Jorge Anzola Escobar, Delegado de la Intendencia del Meta, el doctor Manuel del C. Pareja, Delegado por la Intendencia de San Andrés y Providencia, el doctor Armando Solano, Delegado por la Comisaría del Arauca, el General Rafael Santos V. Delegado por la Comisaría del Caquetá, el doctor Rafael Abello Salcedo, Delegado por la Comisaría de la Guajira, el doctor Manuel A. Bravo, Delegado por la Comisaría del Putumayo y el personal de la secretaría así: el doctor Alejandro Hernández R. Secretario de la Convención, el doctor Agustín Morales Vargas, Secretario privado del General Herrera, el doctor Alberto Camacho Angarita, Secretario Auxiliar, don Roberto Liévano, Secretario Auxiliar, don Enrique Vélez, Secretario Auxiliar, el doctor Jorge López Posada, Relator de la Convención y don Efraím del Valle como Oficial de la Secretaria.

La Convención de Ibagué de 1922 y el programa del General Benjamín Herrera que fue aprobado recomendó la protección de la clase obrera estableciendo jornales mínimos, descansos, límites de horas de trabajo, también se ocupó sobre la expedición de una legislación de la propiedad territorial y colonización, que se establezca un código que reglamente el arrendamiento de servicios y también otra ley que mejore sustancialmente la condición civil de la mujer “que le asegure el alto y libre puesto que le corresponde en la vida política y social”.

En la Convención Nacional Liberal de Ibagué que sesionó entre el 29 de marzo al 3 de abril del año 1922 se establecieron 8 Acuerdos y el Acuerdo No. 6. sobre la Universidad Libre: “En vista de la urgente necesidad de que se establezca lo más pronto posible la Universidad Libre, y teniendo en cuenta el oficio que con fecha 30 de marzo dirigió al Jefe Supremo del Partido, desde Bogotá, el doctor César Julio Rodríguez, Gerente de la Institución, ACUERDA: Artículo 1º. Recomendar a los liberales que en la medida de sus recursos presten decidido apoyo a la obra de la fundación de la Universidad Libre. Artículo 2º. Encarecer a los accionistas de la Sociedad anónima, encargada del establecimiento de la Universidad Libre, que busquen la manera de hacer más eficiente la labor de propaganda para la colocación de acciones, y más pronta la realización de tan importante obra docente”.

El doctor Jorge Gaviria Liévano, Vicepresidente de la Universidad Libre, plantea en uno de sus artículos refiriéndose al doctor Germán Zea, liberal paradigmático: “Todos esos desgarradores acontecimientos domésticos e internacionales llevaron a muchos colombianos a buscar con apremiante urgencia en la educación en tolerancia y en el respeto por el derecho ajeno los elementos propicios para reconstruir, sino el territorio, la libertad, la Concordia y la paz. Fue por este aspecto un posconflicto fecundo para Colombia dadas las reflexiones que inspiraron a refinados espíritus libres en el marco ideológicamente definido de la Gran Convención Liberal de Ibagué de 1922 que impartió el mandato de fundar la Universidad Libre, la cual abrió esperanzadamente sus aulas al comenzar el siguiente año”.

Las conclusiones de la Convención Liberal de Ibagué del año 1922 se convirtieron en el Programa Liberal que se desarrolló desde 1930: la reforma de la Constitución en un sentido laico; la elevación de la condición de la Mujer con la Ley 28 de 1932; la Reforma Agraria en la Ley 200 de 1936; el Sindicalismo legalizado y el Régimen Salarial y Prestacional para proteger a la Clase obrera y a los pobres del campo.

Es conveniente que con el centenario de la creación de la Universidad Libre, este prestigioso centro educativo debe tener su arraigo y se instale en Ibagué donde nació su espíritu académico y creador.

================================================================

MAS INFORMACION EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.