https://visiondeltolima.com

El Fentanilo mata, las autoridades c贸mplices sonr铆en

Informa: Cristina Baz谩n

Perla Mendoza, de Seal Beach, California, es una madre que perdi贸 a su hijo por un medicamento falso que un traficante de fentanilo le vendi贸 por redes sociales.

N. de la R.: La complicidad de las autoridades y los malos gobiernos, est谩n asesinando a la poblaci贸n mundial. Si existiera una verdadera lucha contra la siembra de cultivos il铆citos, la producci贸n y la comercializaci贸n de las mismas, la situaci贸n ser铆a distinta. A nadie m谩s que a los malos gobernantes se les puede culpar del comercio y tr谩fico de drogas, de 贸rganos, de masacres, violaciones, extorsiones, migraciones, desempleo y pobreza.

La historia de Perla Mendoza y la muerte de su hijo Elijah, es solo una de las millones de historias reales, en las cuales, poco o nada intervienen las autoridades.

Su hijo muri贸 por una p铆ldora falsa y ahora combate el tr谩fico en redes sociales: 鈥淓l fentanilo cambi贸 todo鈥. Elijah ten铆a solo 20 a帽os y estaba lidiando con problemas de depresi贸n y ansiedad. Al no conseguir el medicamento de forma legal, opt贸 por buscar en redes sociales sin saber que esto le costar铆a la vida, comparti贸 Mendoza en una entrevista con Al Descubierto.

Mendoza dice que cuando era peque帽o, su hijo no mostr贸 indicios de que se interesar铆a en las drogas. Le gustaba hacer deporte, ten铆a buenas notas en la escuela y sol铆a platicar con su madre de ese tipo de temas. Pero con el tiempo, las cosas cambiaron. 鈥淓n su tercer a帽o de secundaria, yo comenc茅 a ver una diferencia en su actitud. Cambi贸 de ser como siempre. Estaba molesto, deprimido, irritado鈥, dijo.

La madre de Elijah percib铆a que a veces no pod铆a dormir, ten铆a la luz de su habitaci贸n prendida o pasaba la noche dando vueltas en la cama. Adem谩s, sus notas comenzaron a bajar. Trat贸 de hablar con 茅l y supo que se sent铆a ansioso, pero no entend铆a la raz贸n. Se preguntaba c贸mo podr铆a estar ansioso si ten铆a todo lo que necesitaba: una casa, comida, una familia. 驴Qu茅 podr铆a faltarle?

Mendoza busc贸 ayuda profesional y Elijah comenz贸 a asistir con un psiquiatra y terapeuta. Despu茅s de un tiempo, este le recomend贸 tomar Xanax (alprazolam) para aliviar la ansiedad y depresi贸n.

Elijah tom贸 el medicamento por 6 meses. Su madre dice que 鈥渓o odiaba鈥 y ten铆a miedo de que alguien se enterara de que lo hac铆a.

鈥淓l estigma social que estaba experimentando era algo bien pesado para 茅l y yo no lo entend铆a, pero hice lo que pod铆a, como madre lo segu铆a apoyando鈥.

Despu茅s de unos meses, 茅l mejor贸 sus notas, se ve铆a mejor, estaba contento y ya no se enojaba. Pero unos 5 meses m谩s tarde, recay贸 y esta vez fue peor. Como ya iba a cumplir los 18, era m谩s dif铆cil ayudarlo porque ten铆a que ir por su propia voluntad.

Elijah empez贸 a usar marihuana, despu茅s encontr贸 a unos amigos que tomaban Xanax con fines 鈥渞ecreativos鈥 y volvi贸 a consumirlo, volvi茅ndose adicto.

鈥淧or casi dos a帽os, 茅l batall贸 con una adicci贸n a las pastillas y durante de ese tiempo el trat贸, luch贸, fue a recibir tratamiento profesional鈥, record贸 su madre.

Sin embargo, a trav茅s de la terapia, pudo hablar del abuso sexual y emocional que hab铆a sufrido en su ni帽ez, por parte de miembros de la familia de su pap谩.

鈥淣unca me quiso decir nada. 脡l ten铆a mucho miedo de que yo tratara de vengarme o hacerle da帽o a las personas que le hicieron da帽o鈥, dijo Mendoza.

Pero unos diez meses antes que falleciera, Elijah pudo cont谩rselo a su madre. Ahora todo ten铆a sentido para ella.

鈥淐omo mam谩, yo quer铆a ir a la polic铆a y hacer que paguen estas personas鈥, dijo. Pero Elijah prefiri贸 dar prioridad a su salud mental y emocional.

鈥淢i hijo era alguien que cre铆a en Dios, ten铆a mucha fe y en sus 煤ltimos meses 茅l me dijo que perdon贸 a las personas que le violaron. 脡l los perdon贸 porque Diosito lo perdon贸 a 茅l por las cosas que hab铆a hecho鈥. Elijah falleci贸 en su cama en la casa de su abuela. Ella lo encontr贸 en el cuarto que ten铆a para 茅l cuando la visitaba.

鈥淟o encontr贸 en su cama, de rodillas鈥, dijo Mendoza. 鈥淪osten铆a las manos juntas y su cabecita estaba por la cama. Como si estuviera rezando鈥. Mendoza dice que parec铆a estar en paz. 鈥淵o s茅 que 茅l no quiso morir鈥, agreg贸.

Su madre dice que 茅l le habl贸 antes de tomarse la pastilla para decirle buenas noches y confirmar que se ver铆an al d铆a siguiente. Daniel quer铆a regresar a la escuela, ten铆a un trabajo y un cheque esper谩ndolo al d铆a siguiente.

Una dosis fatal

Elijah estaba luchando con sus problemas emocionales y le pidi贸 a su m茅dico una receta para comprar el tranquilizante que le hab铆a recetado antes, pero 茅l no se la dio por temor a que recayera en la adicci贸n. Le hab铆a recomendado un tratamiento hol铆stico, pero no parec铆a funcionar.

Entonces, el joven decidi贸 buscar una soluci贸n por su cuenta y le pidi贸 ayuda a un amigo, quien le recomend贸 buscar a alguien en Snapchat. Elijah solicit贸 Percocet al traficante y tom贸 una sola p铆ldora. Nunca orden贸 fentanilo, pero la pastilla era falsa y esa 煤nica dosis fue letal.

El fentanilo es un opioide sint茅tico de 50 a 100 veces m谩s potente que la morfina, seg煤n el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. Muchas veces las personas lo consumen sin saberlo, cuando se mezclan con otras drogas; tambi茅n se venden como otras drogas il铆citas o medicamentos falsificados.

鈥淪olamente se necesita dos miligramos de fentanilo para causar muerte鈥, dijo Mendoza. Una sola pastilla puede matar o causar que alguien se vuelva adicto.

Al principio, la polic铆a no quiso ayudarles a encontrar al traficante. Mendoza relata que le dijeron que no lo pod铆an localizar y que era culpa de Elijah, por recurrir a las redes sociales para conseguir drogas.

Pero ella no se qued贸 con los brazos cruzados. Afortunadamente, su hijo le hab铆a dado la contrase帽a de su cuenta de Snapchat una semana antes de morir y as铆 pudo saber lo que hab铆a pasado.

鈥淐on el Snapchat de mi hijo, encontr茅 al muchacho鈥, dijo. 鈥淎br铆 una cuenta de Snapchat y en esa cuenta comenc茅 a seguirlo鈥.

Durante ocho meses sigui贸 al traficante y vio c贸mo promocionaba las drogas en la red social. Ella report贸 la cuenta varias veces, pero la plataforma no hizo nada al respecto, hasta que un periodista de Business Insider habl贸 con la plataforma y logr贸 que se cerrara la cuenta.

Mendoza dice que en una ocasi贸n, logr贸 localizar en persona al traficante cuando intentaba comprarse un auto. En ese momento le habl贸 a la polic铆a y les dijo: 鈥淣o pod铆an encontrar a este muchacho. Aqu铆 lo estoy viendo. Est谩 comprando un carro con el dinero que se gan贸 de todas estas personas j贸venes que le est谩n vendiendo drogas鈥.

La polic铆a lleg贸 y le pidi贸 que saliera del lugar, porque estaba interfiriendo con la investigaci贸n. El traficante se fue antes de que llegara la polic铆a, pero ella logr贸 que le dieran seguimiento al caso.

Despu茅s de dos a帽os y medio lo atraparon con suficiente fentanilo como para matar a 200.000 personas, dijo Mendoza en entrevista a Univisi贸n.

Mendoza dice que es muy f谩cil conseguir drogas en redes sociales como Snapchat, Facebook, e incluso Craiglist. Asegura que los j贸venes no saben qu茅 es lo que les est谩n vendiendo y ahora a todo tipo de drogas les agregan fentanilo, lo que hace este problema tan peligroso.

鈥淟o que estamos viendo con muchos de estos j贸venes es que est谩n tomando solamente una pastilla, pensando que es algo seguro, algo que est谩 recetado por un doctor鈥, dijo Mendoza. 鈥淟os j贸venes piensan: Son mis amigos, ellos no me van a dar algo malo鈥. Pues a veces esos muchachos ni saben lo que tienen鈥.

El fentanilo caus贸 m谩s de 70.000, de las 106.000 muertes por sobredosis de drogas reportadas en 2021, seg煤n los CDC. En algunos estados el n煤mero de muertes entre los hispanos se triplic贸 de 2019 a 2020.

Alertando a los hispanos

Tras la muerte de su hijo, Mendoza comenz贸 a estudiar sobre el fentanilo y empez贸 a informar a los j贸venes y padres de familia hispanos, compartiendo la historia de su hijo, para evitar que otras familias atraviesen por una situaci贸n como la que ella vivi贸. Ahora insta a las persona a no comprar ning煤n tipo de medicamento a trav茅s de las redes sociales.

鈥淓st谩s jugando con tu vida. A las personas que est谩n vendiendo estas drogas no les importa si algo te pasa o lo que le va a pasar a tu mam谩 cuando est茅 solita o deprimida鈥, dijo.

Recomienda a los j贸venes que sean honestos y hablen de estos temas con alguien de su confianza. Adem谩s, los anima a reportar si saben de alg煤n caso similar. 鈥淭煤 puedes salvarle la vida a alguien鈥.

Perla Mendoza ahora habla con padres de familia y j贸venes para evitar que m谩s vidas se pierdan por el fentanilo. Agreg贸 que 鈥渘inguna droga es segura鈥 y que los padres deben hablar m谩s con sus hijos, demostrarles que los quieren y que les importan.

鈥淣o hagan lo que yo hice. Tengan paciencia. Escuchen a sus hijos鈥, dijo.

Mendoza tiene ahora un sitio web llamado ProjectEli.info, que cuenta con informaci贸n b谩sica sobre el fentanilo. Los padres pueden saber cu谩les son los s铆ntomas en caso de que sus hijos est茅n consumiendo drogas. Recomienda que si se trata de opioides o fentanilo, pidan ayuda profesional, ya que es dif铆cil que los j贸venes salgan solos de eso.

Tambi茅n recomienda que las familias tengan un plan de acci贸n para sacar a los adolescentes de las situaciones de presi贸n social para consumir drogas. Dice que hay que tener en cuenta que los problemas que enfrentan los j贸venes ahora son diferentes a los de las generaciones de los padres. 鈥淓l fentanilo ha cambiado todo鈥, dijo.

Fuente: The Epoch Times en espa帽ol, con informaci贸n de Elina Villafa帽e.

La obra m谩s controvertida en esta 茅poca de p谩nico social y econ贸mico por su contenido sobre lo que ha sido la mafia transnacional comunista/socialista a trav茅s de la historia鈥

Ver informaci贸n para adquirirlo en

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *