Entidades públicas pasan la prueba en Talento Humano

El IDI mide una serie de políticas que las entidades públicas deben aplicar en su gestión. 

Bogotá, mayo de 2022.- El Departamento Administrativo de la Función Pública destacó que en la medición del índice de desempeño institucional IDI 2021, una de las políticas que más avanzó en las entidades públicas fue la de Talento Humano. 

La mencionada política alcanzó 88,4 puntos superando a las de Servicio al Ciudadano con 87,3; Gestión del Conocimiento con 87,1; Seguridad Digital con 86,3 y a la política de Transparencia con 86,3. 

Ante estos resultados, el Director de Función Pública, Nerio José Alvis Barranco, afirmó que: “el avance de esta política en los últimos cuatro años demuestra todo lo que estamos para fortalecer el sector público, en especial a los servidores, para que puedan prestar un servicio mejor y de mayor eficacia a la ciudadanía”. 

Cabe resaltar que en Función Pública la medición de la política de Talento Humano busca determinar el aporte de la gestión del talento humano, de acuerdo con el ciclo de vida del servidor (ingreso, desarrollo y retiro), al cumplimiento de los objetivos institucionales y del Estado en general. Para ello, dicha medición se soporta en cuatro pilares:

La calidad de la planeación estratégica del talento humano: esta mide la capacidad de la entidad pública de identificar y caracterizar sus empleos con fin de ubicar los servidores en las áreas, proyectos o procesos de acuerdo con su perfil, generando mayor productividad y la satisfacción de estos, basado en el conocimiento normativo y del entorno, y en una adecuada planeación estratégica. 

La eficiencia y eficacia de la selección meritocrática del talento humano: esta por su parte, mide la capacidad de la entidad pública de proveer las vacantes por concurso para los empleos de carrera; los empleos de libre nombramiento y remoción, provisionales y temporales, a través de procesos de selección meritocrática. Igualmente, de llevar a cabo procesos de inducción para contar con servidores competentes y con conocimiento de la entidad. 

El desarrollo y bienestar del talento humano en la entidad: este pilar mide la capacidad de la entidad pública de implementar planes y programas de capacitación, bienestar e incentivos, bilingüismo, seguridad y salud en el trabajo, ambiente laboral, reinducción, horarios flexibles, teletrabajo, entre otros. Y de realizar la evaluación del desempeño de los servidores de la entidad puesto que son un factor determinante para identificar posibilidades de desarrollo en los servidores y el aporte a procurar la idoneidad del talento humano en la administración pública.

​​​​​​​Así mismo, frente a los acuerdos de gestión de los gerentes públicos, identificar que estos se constituyen en el compromiso de los directivos de las entidades frente a los propósitos institucionales.

Y por último, la desvinculación asistida y retención del conocimiento generado por el talento humano: este mide la capacidad de la entidad pública de preparar para el retiro del servicio o readaptación laboral al talento humano próximo a desvincularse, realizar un informe de las razones del retiro y realizar un adecuado proceso de desvinculación asistida y entrega del cargo, para generar mecanismos adecuados de gestión y transmisión del conocimiento.

===============================================================

MAS INFORMACION EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.