Esposa de Petro dio la vuelta al mundo y el pueblo paga

Escribe. Gabriela Moreno*

Como primera dama, la esposa de Gustavo Petro, Verónica Alcocer, viajó a la Asamblea General de la ONU, en Nueva York; al funeral de la reina Isabel II, en Londres; y a la ceremonia fúnebre del ex primer ministro Shinzo Abe, en Tokio.

Verónica Alcocer ha viajado a Londres, Nueva York y Tokio en calidad de primera dama de Colombia, lo que ha generado debates públicos e incomodidades por estar asumiendo atribuciones que le corresponderían a la vicepresidente Francia Márquez.

Al lado del título de primera dama de Colombia que hoy ostenta Verónica Alcocer también hay que anexarle el de viajero frecuente. En menos de dos meses de Gustavo Petro en el poder, sus tres salidas del país para acompañar o representar al mandatario en el exterior ya acumulan 33.354 millas con los trayectos de ida y vuelta a Nueva York, Londres y Tokio.

La cifra de millas recorridas por la esposa de Petro no incluye destinos visitados dentro del país como Medellín, Barranquilla y Sucre. Pero no es poca cosa que la distancia fuera del territorio nacional equivale a 53.682 kilómetros. La conversión es escandalosa, considerando que la vuelta al mundo rodeando la línea del Ecuador es de 40.075 kilómetros. Alcocer prácticamente le ha dado la vuelta al mundo y poco más.

Cualquier viajero promedio habría requerido gastar 6.670 dólares en boletos para sumar las millas acumuladas por la esposa de Petro, según el programa de viajero frecuente de Avianca, el cual le permitiría canjearlas por un par de tiquetes a Miami.

Un protagonismo polémico

El protagonismo de Alcocer cuando Francia Márquez es la vicepresidente electa por el Pacto Histórico propicia debates públicos y rencillas internas que son visibles. Si bien Márquez dice estar enfocada en la estabilización de la región del Pacífico con presencia en esas comunidades, es inocultable el malestar que procura matizar con críticas sutiles ante su bajo perfil en el gobierno.

“He estado haciendo mi trabajo desde las regiones, he estado en los diálogos con mujeres en las regiones y a veces eso no se ve; he estado haciendo mi trabajo y pues yo no me puedo pasar solo viajando al exterior, yo tengo que ir a los territorios”, respondió al ser consultada sobre el tema.

¿Hay molestia? Parece que sí. Y motivos no le faltan. Todavía está pendiente la creación del ministerio de Igualdad que Petro le prometió en campaña. El compromiso requiere un proyecto de ley y en el Congreso no hay ninguno relacionado con el tema hasta la fecha.

Con vacíos legales y sin escala

Los vacíos de la Constitución de Colombia sobre el alcance, rol o atribuciones de la primera dama le permiten y permitirán todos los despegues a Alcocer en los próximos cuatro años de mandato de Petro porque la normativa no menciona en ninguno de sus apartados a esta figura.

De hecho, el segundo inciso del artículo 210 establece que “los particulares pueden cumplir funciones administrativas en las condiciones que señale la ley”. Petro apela a ello para encomendar a su mujer tareas de Estado.

Con este marco jurídico a favor, la envió a dos misiones diplomáticas: al funeral de la reina Isabel II, en Inglaterra, y a Japón para la ceremonia fúnebre del ex primer ministro Shinzo Abe. Además la llevó en su comitiva a la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York. Cabe precisar que el trayecto de ida y vuelta a la Gran Manzana es de 4.996 millas. A este hay que sumarle las 10.546 millas en el tramo Bogotá – Londres – Bogotá. Y con el viaje a Tokio acumuló 17.794 millas más.

¿Nuevas funciones para la primera dama?

Según El Colombiano, la resolución 015491 de 2020 emitida por el Departamento Administrativo de la Función Pública precisa que las funciones asignadas a la primera dama no son objeto de retribución económica, ni tienen piso jurídico para el manejo de personal.

“El papel que cumple la primera dama es meramente particular frente a la administración pública, con ello no está facultada para realizar algún tipo de contratación, supervisión o manejo de personal”, señalaba el documento publicado en enero de 2020. Incluso, precisa que “podrá acompañar en el desempeño de tareas protocolarias, o tener iniciativa en materia de asistencia social, en labores de beneficencia pública, o en actividades análogas”.

Sin embargo, Petro ya maniobra cambios. Fuentes de la Casa de Nariño reconocen que alistan una serie de consultas para delinear las tareas que cumplirá Verónica Alcocer. ¿Serán las que corresponden a Francia Márquez?

* Gabriela Moreno, Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales en las fuentes de política e internacional.

========================================================

Ayúdanos a combatir la piratería comprando y apoyando directamente al autor… Adquiera hoy mismo la Novela “El Imperio del terror” y el libro que ha causado controversia. “La gran farsa de la Izquierda”. Solicite estas obras únicamente a través de la página

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.