Finge ser gay para escapar de Cuba

Escribe: Vanessa Vallejo.-

Una de las formas que existían para librarse del régimen del terror cubano, era declararse gay.

Cuando Fidel decidi√≥ que los homosexuales no eran buenos para la revoluci√≥n y eran escoria que pod√≠a ser mandada al ‚Äúimperio‚ÄĚ, fue a ‚Äúdeclararse‚ÄĚ gay.

Fue la forma que encontr√≥ Castro para decirle a EE. UU.: ¬Ņquieren recibir cubanos? entonces les mandamos la ‚Äúescoria‚ÄĚ.

Logr√≥ salir de Cuba en agosto de 1980, despu√©s de ir ante el Comit√© de Defensa de la Revoluci√≥n y decir que era homosexual y estaba en contra de la ‚Äúrevoluci√≥n‚ÄĚ. En el barco en el que sali√≥ todos eran presos o gays, menos √©l. Fidel dec√≠a que eran la escoria de la sociedad y no serv√≠an a la revoluci√≥n, por eso los dejaba partir hacia ‚Äúel imperio‚ÄĚ.

Eduardo no era gay, de hecho era un gal√°n que dej√≥ a m√°s de un coraz√≥n roto en la isla. A√Īos despu√©s de llegar a Miami se cas√≥ con una argentina hermos√≠sima a la que enamor√≥ cont√°ndole historias de la isla cada noche hasta que se durmiera. Nada nuevo, para bien o para mal los cubanos son expertos en hablar.

La idea de hacerse pasar por gay antirevoluci√≥n se le ocurri√≥ despu√©s de que su hermano que viv√≠a en New York logr√≥ llamarlo y le dijo que hiciera lo que fuera para salir de la isla, que √©l lo recib√≠a en el imperio. Eduardo le contest√≥: ‚Äúpara qu√© voy a ir a otro pa√≠s si todo el mundo est√° muriendo de hambre‚ÄĚ.

Ese día su hermano le explicó que no había una hambruna mundial por cuenta del capitalismo. Entonces entendió que el castrismo era una banda de psicópatas y que debía hacer lo que fuera para salir de esa cárcel en medio del océano.

Alimentaba su odio pegado cada d√≠a a la televisi√≥n, viendo c√≥mo las ‚Äúnoticias‚ÄĚ alababan la gesti√≥n del comandante que lograba que Cuba escapara de la hambruna que viv√≠an otros pa√≠ses. Seg√ļn la televisi√≥n, los cubanos por lo menos algo ten√≠an para comer por cuenta de las genialidades del ministro revolucionario de Hacienda‚Ķ

Cuando Fidel decidi√≥ que los homosexuales no eran buenos para la revoluci√≥n y eran escoria que pod√≠a ser mandada al ‚Äúimperio‚ÄĚ, fue a ‚Äúdeclararse‚ÄĚ gay. Tuvo suerte de que le creyeran, y 10 d√≠as despu√©s de presentarse al Comit√© de Defensa de la Revoluci√≥n, un polic√≠a toc√≥ a su puerta y le dijo que ten√≠a permiso para irse, por marica.

No sab√≠a si ten√≠a m√°s miedo o alegr√≠a; iba con m√°s de 100 personas, la mayor√≠a presos, en un peque√Īo barco camaronero que parec√≠a que se hundir√≠a en cualquier momento.

Eduardo es uno de los tantos ‚Äúmarielitos‚ÄĚ que logr√≥ escapar de un r√©gimen empobrecedor, homof√≥bico y extremadamente cruel, que hasta el d√≠a de hoy tiene a los cubanos viviendo como perros que deben obedecer a su amo a cambio de un techo viejo y unas migajas de comida.

Todav√≠a tiene familia en Cuba. Hace poco una prima suya le dijo que quer√≠a hacerse una tortilla espa√Īola, se ilusion√≥ con el plato cuando lo vio en una pel√≠cula. Eduardo le pas√≥ la receta pero su prima lleva meses intentando conseguir papa y no hay. No hay papa en Cuba.

El √©xodo del Mariel ocurri√≥ entre diciembre de 1979 y octubre de 1980. M√°s de 125 mil cubanos salieron por el puerto Mariel, ubicado a unos 40 kil√≥metros de La Habana. Algunas estimaciones hablan de que 25 mil cubanos de los que salieron por el Mariel ten√≠an antecedentes penales, se dice que el dictador vaci√≥ c√°rceles para enviar criminales a Estados Unidos y con eso perjudicar la pol√≠tica pro-inmigraci√≥n cubana que tan fuerte se escuchaba en Am√©rica para la √©poca. Habr√≠a sido su forma de decirle a EE. UU.: ¬Ņquieren recibir cubanos? entonces les mandamos la ‚Äúescoria‚ÄĚ.

A los cubanos que hicieron parte de este √©xodo se les conoce como ‚Äúmarielitos‚ÄĚ.

* Vanessa Vallejo es Editor en Jefe y columnista del PanAm Post. Economista, Paleolibertaria, conservadora.

=================================

VERDADES NO REVELADAS: En 400 p√°ginas llenas de historias y suspenso‚Ķ ‚ÄúEL IMPERIO DEL TERROR‚ÄĚdeja al descubierto los trucos y enga√Īos de pastores, brujos, hechiceros, casas de modelaje, m√©dicos inescrupulosos y otros personajes.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.