https://visiondeltolima.com

Incalculable la cifra de muertos del socialismo/comunista

Escribe: Luis Hernando Granada C.-*

Mao Zedong, Adolf Hitler y Joseph Stalin, tres de los más grades sicópatas y asesinos de la mafia transnacional comunista/socialista.

Uno de mis lectores en www.visiondeltolima.com a raíz de la publicación de estos Editoriales, me preguntaba que cuál era la verdad en torno al número real de muertos que ha dejado a su paso la mafia transnacional comunista/socialista, y le contesté a través de un correo, que era más fácil sacarle pecho a un jorobado que conocer las cifras reales porque estos capos y líderes, siempre han tenido como base de su actuar, la mentira y el cinismo.

Los crímenes del llamado Gran Salto Adelante son conocidos pero escasamente recordados por fuera de China.

Superando el Gran Salto Adelante, es imposible saber con exactitud quién fue el peor asesino dentro de la mafia transnacional comunista/socialista. Unos afirman que fue Adolf Hitler, creador del conocido holocausto y de los hornos donde incluso vivos eran lanzados las víctimas del dictador Hitler.

Sin embargo, de Joseph Stalin, dictador soviético se dice que superó a Hitler. En su dictadura asesinó de física hambre a millones de víctimas.

Las cifras nunca podrían ser exactas y según informaciones recopiladas, Mao Zedong superaría a Hitler y Stalin. Su labor criminal empezó en 1958, y a 1962, a través del Gran Salto Adelante provocó un saldo escalofriante con más de 50 millones de seres que se oponían al régimen.

Frank Dikötter, historiador, es el autor de “La gran hambruna de Mao”, publica en History Today, un artículo en el que resume lo sucedido: “El comunista Mao pensó que podía catapultar su país más allá de sus competidores al arrear a los aldeanos de todo el país en gigantescas comunas populares. En la búsqueda de un paraíso utópico, todo se colectivizó. A la gente le quitaron su trabajo, sus casas, sus tierras, sus pertenencias y sus medios de vida. En las cantinas colectivas, la comida, distribuida a cucharadas según el mérito, se convirtió en un arma utilizada para obligar a la gente a seguir todos los dictados del partido. A medida que se eliminaban los incentivos al trabajo, se utilizaba en cambio la coacción y la violencia para obligar a los agricultores hambrientos a realizar trabajos en proyectos de irrigación mal planificados mientras se descuidaban los campos.

Se produjo una catástrofe de proporciones gigantescas. Extrapolando las estadísticas publicadas sobre la población, los historiadores han especulado que decenas de millones de personas murieron de hambre. Pero las verdaderas dimensiones de lo sucedido sólo ahora salen a la luz gracias a los meticulosos informes que el propio partido recopiló durante la hambruna…”

Frank Dikötter –como todos los que hemos querido seguir la pista y conocer la verdad–, quiso prácticamente construir un expediente del horror, resaltando que Mao fue uno de los mayores asesinos en masa de la historia, dentro de la mafia transnacional comunista/socialista. 50 millones de muertos realmente superaron la cifra dentro del grupo de sicópatas del comunismo/socialista.

¿Y por qué sicópata?

Porque solamente una mente enferma puede llegar a estos extremos, siempre con la meta de enriquecerse.

¿A quién se le ocurriría matar de hambre a otra persona como lo hizo este nefasto personaje o como lo hizo Gustavo Petro en sus famosas “cárceles del pueblo”?

Mao Zedong asesinó entre dos y tres millones de víctimas, que fueron torturadas con la agonía del hambre y por la más mínima “infracción” al régimen. Por ejemplo, en una aldea de Hunán, un niño robó un puñado de grano en una aldea de Hunán y Xiong Dechang obligó a su padre a enterrarlo vivo. Finalmente, el padre murió de pena moral unos días después.

Las torturas del régimen llegaban a extremos tales como cortarle a la Víctima una de sus orejas, atarle las piernas con alambre de púas, o dejarle caer sobre su espalda una piedra de diez o más kilos de peso, y muchos sufrieron estas torturas solo por desenterrar y robarse una papa obligados por el hambre.

Y las masacres por parte de la mafia transnacional comunista/socialista son muy extensas y de ellas me seguiré ocupando en una próxima oportunidad.

* Luis Hernando Granada C. – Periodista, Publicista
y autor de la Novela El Imperio del terror.

===========================================

PUBLICIDAD

ALERTA MÁXIMA: 40 años de investigación sobre los trucos, trampas y engaños de pastores, brujos, hechiceros, médicos, escuelas de modelaje, etc., plasmados en 400 páginas de información. Siga este link: https://www.amazon.com/-/es/Luis-Hernando-Granada-C-ebook/dp/B08D8XCYV2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *