https://visiondeltolima.com

Juicio político a Petro para salvar a Colombia (I Parte)

Escribe: Luis Hernando Granada C.*

Los colombianos no podemos permitir que Petro siga destruyendo a nuestro país con tantos vejámenes, arbitrariedades, cinismo, impuestos e impunidad frente a la delincuencia y la única solución jurídicamente posible a la vista, es el juicio político.

Según los entendidos, Gustavo Petro llegó a la presidencia de forma irregular, lo cual no está lejos de ser cierto, porque los candidatos de izquierda, a cualquier cargo, recurren al populismo, a esa tétrica manera de expresar, en la plaza púbica y en las reuniones, lo que el pueblo quiere oír. Sobre la base de las necesidades populares, el populista promete el oro y el moro a sabiendas que jamás podrá cumplir.

Se rumora igualmente que llegó al poder de manera irregular lo cual no es extraño en un candidato que recurre al poder de la mentira y a toda clase de trampas. Recordemos que el camarada Juan Manuel Santos, alias Santiago y conocido también como “Chucky Santos”, a pesar de que el pueblo le dijo no al plebiscito, Santos pisoteó la decisión popular para imponer sus sucios negocios con los narco terroristas de las farc.

Con referencia a Petro, se rumora también, que llegó al poder “haciendo votar” a 2.000 muertos y a más de 700 jóvenes que por diversos motivos no habían reclamado su cédula. Nada de esto es raro porque los candidatos de izquierda recurren a las triquiñuelas más inimaginables para llegar al poder. Se dice y “se investiga” igualmente, que violó los topes de ingresos a su campaña y que dineros provenientes del narco tráfico le sirvieron para comprar conciencias, pagar los vándalos de la “primera línea” y la participación de las mal llamadas “guardias indígenas”, transportadas desde varias regiones del país para “hacer bulto” en las marchas y manifestaciones. Para nadie es un secreto que Petro con estas marchas “pacíficas” a sangre, fuego y vandalismo, iniciaba antes de la fecha, su campaña hacia el solio de Bolívar.

Estos paros y marchas, le causaron al país, mucho más daño de los causados por el virus creado y lanzado a la humanidad por la China comunista, en su afán por seguir asesinando seres humanos y lógicamente para promocionar y vender –con la complicidad de la OMS–, un placebo o proyecto de vacuna anti-covid.

Pero bueno, prometiendo un “cambio” y comprando conciencias a diestra y siniestra, llegó al poder a seguir causando estragos.

La llegada al poder de un psicópata

Y bueno, llegó al poder imponiendo en primer lugar una reforma tributaria criminal y nefasta, además de innecesaria. Hagamos memoria: Cuando el Ministro Carrasquilla, en el gobierno del doctor Iván Duque, propuso una reforma tributaria de 15 billones, Petro organizó y patrocinó las marchas y paros que todos conocemos dizque para echar abajo la reforma, logrando en ese entonces, la renuncia del Ministro de Hacienda y terminando por imponer, con el apoyo de un Congreso enmermelado, una reforma a través de la cual recaudaría unos 20 billones de pesos en promedio según el Ministerio de Hacienda del “gobierno” Petro, es decir, cinco billones más de lo propuesto por Carrasquilla.

Ahora bien, siempre he sostenido que dicha reforma tributaria era o es criminal, nefasta e innecesaria, porque lo más correcto es que Petro ordene la venta, remate o lo que sea, para rescatar los dineros que los narco guerrilleros tienen en su poder, sin conocer una aproximación sobre el monto de las caletas porque esto sigue siendo un misterio. De otra parte, $215.000 millones, es la suma  que el Estado obtuvo en el 2023 solo por la administración de los bienes incautados a estructuras mafiosas y representados en  vehículos, inmuebles y dinero. Pero ésta solo es una suma por concepto de “administración”, porque según la Procuraduría, con los dineros en poder de la guerrilla, más los dineros que los narcos ocultan, se podrían cubrir cuatro reformas tributarias, sin necesidad de saquear el bolsillo de los colombianos. Es que ésta mafia lo que tiene es dinero; tanto que en alguna oportunidad, Pablo  Escobar se ofreció a pagar la deuda externa de Colombia.

Pasando a otros vejámenes, –léase “reformas” –, ninguna, de ser aprobadas, traerá beneficios para el pueblo colombiano. Por el contrario, cada día la situación para los colombianos empeora a todo nivel, a tal punto que hasta los “mamertos” empezaron a desertar de la “Colombia inhumana”.

Dentro de tantos  vejámenes –léase reformas–, podría citar la de la Salud, no solamente en poder de los congresistas enmermelados, sino de un ministro que solo es un mercenario de la salud como Guillermo Alfonso Jaramillo. Dicha reforma la están enfocando a un sistema que verdaderamente se percibe como algo estrepitoso y criminal: Empecemos por su valor: Más de 17 billones de pesos adicionales cada año y que además, sería un sistema que requiere 2.500 centros de atención prioritaria para atender en cada uno de ellos a más de 25.000 personas, y que podrían tardarse décadas en construirse o adecuarse; un sistema que va a depender del manejo político de gobernadores y alcaldes, y que va a pagarles a las clínicas el 85% de las facturas sin auditar. Reitero: “sin auditar”. Serán, mal contados, más de 90 billones de pesos, solo para el 2024. Eso, sin incluir coimas y chanchullos, le costaría el nuevo sistema de salud a los colombianos. Lo anterior quiere decir, que ese sería el botín de los “podríticos del cambio”.

Algo parecido sucederá con la reforma pensional, aunque en esta área el peligro es grande. Ya sabemos que en otros países donde el presidente resulta ser un dictador, los fondos que lleguen a Colpensiones podrían ser retenidos por el Estado, so pretexto de tenerlos en un “fondo especial que se podrían utilizar en caso de guerra”.

En esta lista de aberraciones, hay que considerar el despilfarro de dinero, dilapidado en viajes oficiales –más de 700–; los costos de los “diálogos” con los narco terroristas del eln, el rubro voluminoso de los “funcionarios”, de un ministerio tan innecesario como el Ministerio de la Igualdad, que arrancó con 702 “funcionarios” los cuales sí están “viviendo sabroso”, al igual que los vándalos de la primera línea que recibirán un millón de pesos mensuales, con el sofisma de “no volver a delinquir”. ¿Será que uno de estos criminales –sicarios, violadores, atracadores–, dejará de recibir 5, 10, 20 o más millones, por un millón de pesos va a dejar de delinquir?. Ya muchos sabemos que el “perdón social” a los delincuentes y el patrocinio a indígenas, van enfocados a la creación de los “colectivos petristas”, al mejor estilo de Chávez en su momento y ahora de Maduro en Venezuela.    

Por estos y muchos más vejámenes, se hace inminente y necesario el juicio político al sujeto que se hizo elegir pero que no sabe gobernar y que solo está cumpliendo con lo pactado con la mafia transnacional comunista/socialista.

Porque hay algo muy cierto: Si no buscamos, si no exigimos ese juicio político, el país corre grandes riesgos de convertirse en un país pobre y miserable como los que ya conocemos: Cuba, Nicaragua, Venezuela y otros más.

Continuará…

* Luis Hernando Granada C., Periodista y Publicista con más de 50 años de experiencia, Exsubdirector de la Revista El Congreso y colaborador de varios medios impresos y digitales. Autor de la Novela “El Imperio del terror” y de los libros “¿Y cómo es la vuelta?” y “La gran farsa de la izquierda”. Director de los sitios www.visiondeltolima.com y www.literaturaenlinea.com y Gestor Cultural del Tolima.

E-mail: visiontolima@hotmail.com 

La obra más controvertida en ésta época de pánico social y económico por su contenido sobre lo que ha sido la mafia transnacional comunista/socialista a través de la historia…

Ver información para adquirirlo en

WWW.LITERATURAENLINEA.COM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *