https://visiondeltolima.com

La historia de la tradicional Novena al Divino Niño

Escribe: Jorge Ancizar Cabrera Reyes

“Oh Divino Niño, ven para enseñarnos la prudencia que hace
Verdaderos sabios”… “Ven a nuestras almas… ven no tardes tanto”

La Navidad es una de las tradiciones con más arraigo en la comunidad y la celebración de la Novena de Aguinaldos, que se celebra entre el 16 y 24 de diciembre de cada año, fue publicada por primera vez en el año de 1784 por la imprenta Real de Santafé, Bogotá.

El pasado 16 de diciembre se inició la Novena de Navidad, que culmina el 24 de diciembre, día del nacimiento del Niño Jesús, en Belén, es una fecha memorable para compartir el espíritu navideño cargado de salud, alegría, paz, prosperidad, reconciliación y perdón.

Por consiguiente, que se enciendan los 365 días del nuevo año 2024 con el fin de tener en cada uno de nosotros todas las oportunidades para seguir defendiendo nuestros recursos naturales e igualmente buscar siempre la protección de los derechos humanos, principalmente el derecho sagrado de la vida que está consagrado en el Artículo 3 de la Constitución Política de 1991, que señala: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.”

Aquí la historia que se ha escrito sobre la Novena de Aguinaldos: “Fray Fernando de Jesús Larrea –quien nació en Quito en 1.700 y falleció en Cali 1.773– era un misionero franciscano, fue excelente predicador; vino a Bogotá, dirigió unos retiros y la religiosa Clemencia de Jesús Caycedo, fundadora del Colegio La Enseñanza, le pidió redactar una novena al Niño Jesús.

El Texto fue publicado por primera vez en 1784, cuando Santa fe de Bogotá era la capital del Nuevo Reino de Granada, y se estrenó en la iglesia de San Francisco (Carrera 7ª con Avenida Jiménez). Un siglo más tarde, la madre María Ignacia (Bertilda Samper, familiar del escritor José Ma. Samper) le agregó los gozos y la oración al Niño Jesús tomada de una publicada originalmente en francés.”

Esta novena con el pesebre, con los aguinaldos, la natilla y los buñuelos, forman parte de la identidad de los colombianos. Se sabe que también rezaron esta novena, patriotas como el sabio Francisco José de Caldas y Camilo Torres.

Los textos, como las consideraciones de cada día y los villancicos, se han ido adaptando a una terminología más actualizada para que el mensaje se entienda fácilmente.

La Novena de Aguinaldos está arraigada en Colombia, Venezuela, Ecuador y en el país extranjero donde haya colonia significativa de colombianos.

En este adviento 2.023, oremos por nuestra conversión al Señor, que es el Príncipe de la paz, y Dueño de la vida, para que nos proteja de toda “plaga” y nos dinamice a ser verdaderos constructores de la paz, la tolerancia y la reconciliación basada en la Justicia Social.

A todos mis amigos, familiares y lectores les deseo una Feliz Navidad y un año 2.024 lleno de salud, esperanza, bienestar, felicidad, prosperidad y ojalá lleguemos a la paz que tanto esperamos. Si a la convivencia pacífica y no a la violencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *