https://visiondeltolima.com

La ignorancia conduce a la hecatombe

Escribe: Argiro Casta√Īo.-

Solo llanto, dolor, miseria y muerte ha dejado a través de la historia la izquierda colombiana.

‚ÄúCuando uno no conoce o no le da el valor a la historia ya sea por joven, por ignorante, por odios, populismo o sectarismos, se estar√≠a en la hecatombe de repetirla…‚ÄĚ

He escrito este refresco de memoria, sobre todo para los jóvenes y los amnésicos:

Cuando la desesperanza se hab√≠a apoderado de Colombia y ve√≠amos a las farc en pleno proceso de paz con Andr√©s Pastrana, en los 47 mil kil√≥metros cuadrados que les hab√≠an despejado en el Cagu√°n, en finas camionetas 4X4, robadas a los colombianos que con sacrificio y trabajo las hab√≠an adquirido, con botas y uniformes nuevos y hasta  elegantes, dando entrevistas como actores de cine, con una agenda copada de c√≥cteles y cenas, con todo tipo de lagartos oportunistas que se iban a lamerle el culo a ‚ÄúTirofijo‚ÄĚ y a posar orgullosos para la foto con este bandido; cuando daban entrevistas en medio de un ret√©n guerrillero mostrando su dise√Īo de sonrisa y su reci√©n operada barriga, mientras bajaban de los carros a quienes iban a secuestrar y robar sin que nadie hiciera nada.

Era tanto el poder de estos ‚Äúse√Īores‚ÄĚ que ten√≠an fincas con piscina en forma de guitarra, grupo musical, y s√© de fuentes confiables que hasta el ‚Äúmono Jojoy‚ÄĚ ten√≠a caballos de paso fino y los llevaban a las ferias equinas. El poder que ten√≠an, producto del narcotr√°fico, los secuestros y las extorsiones, era inmenso.

‚ÄúNos vamos a tomar las ciudades‚ÄĚ, gritaba arrogante y a todo pulm√≥n el ‚Äúmono Jojoy‚ÄĚ.

Ra√ļl Reyes se paseaba por Europa luciendo finos trajes y viajando en primera clase, durmiendo en hoteles 5 estrellas con el cuento de siempre: ‚Äúla b√ļsqueda de la Paz‚ÄĚ.

Piedad Córdoba posaba de heroína por que como tenía línea directa con todos estos bandidos, todos los familiares de los secuestrados la buscaban a ver si por lo menos podían tener una hoja de cuaderno con algunas palabras de sus seres queridos. Qué memoria la nuestra.

‚ÄúEst√°n bien‚ÄĚ, dec√≠a sacando pecho en los noticieros nacionales‚Ķ ‚ÄúSe da√Ī√≥ la liberaci√≥n porque hay un helic√≥ptero sobrevolando la zona‚Ä̂Ķ ‚ÄúNecesitamos despejar por 15 d√≠as toda la zona para liberar al soldado‚ÄĚ, este era el cuento com√ļn. La embajadora de las farc dando c√°tedra de derechos humanos mientras los secuestrados enloquec√≠an en las selvas y mor√≠an.

Agradecidos quedaban los familiares de los secuestrados cuando se informaba que los ‚Äúretenidos‚ÄĚ ten√≠an radio, que el ‚Äúgeneroso comandante‚ÄĚ hab√≠a autorizado para que amanecieran las pobres viejas de 80 a√Īos mand√°ndole mensajes los domingos y en la madrugada de los lunes a sus hijos, a trav√©s de los programas humanitarios de las emisoras. Las esposas mandaban poemas de amor, las j√≥venes esposas de los soldados, anunci√°ndoles que ya eran padres. Todo esto hab√≠a que agradecerlo porque eran ‚Äúgestos humanitarios‚ÄĚ seg√ļn la embajadora de las farc.

Qu√© triste ver el fin de Don Gilberto Echeverry y del Gobernador Guillermo Gaviria‚Ķ Se fueron con un trapo blanco y las palabras de ‚ÄúNo Violencia‚ÄĚ a meterse en la boca de semejantes animales, con el triste desenlace que todos conocemos, asesinados vilmente.

Mataban, desplazaban, secuestraban, extorsionaban, violaban ni√Īas y  ni√Īos en serie,  acabaron los pueblos y nos pusieron a correr por a√Īos; 55 a√Īos vole√°ndonos  plomo desde las √©pocas de Alma negra, los V√°zquez Casta√Īo y el casi eterno ‚ÄúTirofijo‚ÄĚ, ‚ÄúTarzan‚ÄĚ, ‚ÄúPedro Brincos‚ÄĚ, ‚ÄúSangrenegra# y toda la recua de psic√≥patas bandidos que siguieron detr√°s de √©l.  Claro que hace 40 a√Īos los presidentes de turno sentados en su trono en Bogot√°, poco o nada les importaba un pu√Īado de Chusmeros con 50 escopetas y machetes jugando a ser libertadores. Ellos desde all√° nombraban alcaldes y gobernadores y solo viajaban a alguna ciudad capital a inaugurar un aeropuerto o un estadio. Los pueblos alejados y las veredas no eran dignas de culos tan refinados.

As√≠ se creci√≥ este monstruo llamado violencia en Colombia. Cuando las farc se dieron cuenta que la plata estaba en el narcotr√°fico ah√≠ s√≠ comenzaron a crecer militarmente. Los presidentes de turno a mirar la manera de frenar lo incontenible, pero ya ten√≠an mucha ventaja, y eran los amos y se√Īores de casi toda la parte rural del territorio de Colombia y amenazan seriamente con tomarse las ciudades. De hecho, lo estaban haciendo y sacaron los diputados de Cali, secuestraban en vivo y en directo en la v√≠a al llano; ac√° cerca a mi pueblo, en plena v√≠a llanogrande, me toc√≥ un secuestro masivo un domingo a las 4 de la tarde, cuando mucho paisa estaba dando la famosa: vuelta a oriente.

‚ÄúTirofijo‚ÄĚ dej√≥ plantado a Andr√©s Pastrana, al mismo que le hab√≠a despejado 47 mil kms. cuadrados. Y los comandantes daban entrevistas diciendo que el √ļnico negocio posible era la transici√≥n de ellos al poder. ¬°As√≠ era el negocio con estos asesinos mientras, Andr√©s Pastrana se les arrastraba a los pies suplicando clemencia! Solo hasta que vio que ten√≠an al Cagu√°n p√° seguir delinquiendo, y le secuestraron el avi√≥n de Avianca, se dio cuenta que estaba meando fuera del tiesto; as√≠ y todo les dio tiempo de que se escaparan para terminar el tal proceso de paz del Caguan.

¬ŅY Uribe‚Ķ? Comenzaba un joven candidato. Qui√©n m√°s lo conoc√≠a era esa asquerosa izquierda y ellos sab√≠an lo que se les ven√≠a pierna arriba en una presidencia de √©l, que comenz√≥ con una popularidad del 70%, pero comenz√≥ a hablarle a los bandidos como bandidos y con el carro bomba que le pusieron las farc en Barranquilla, vimos todos de qu√© estaba hecho.

No era precisamente ‚Äúun vasito de leche con bocadillo‚ÄĚ y llegaba con la firme determinaci√≥n de darle duro al terrorismo. Los trat√≥ como bandidos de candidato y les dio como a bandidos de Presidente.

¬°Urra! ¬°Urra! ¬°Viva Uribe!, gritaban las √©lites bogotanas viendo como ese campesino tan ‚Äúchirriao,‚ÄĚ les daba sopa y seco a las farc, mientras ellos volv√≠an a disfrutar de sus casas de campo en Melgar y Girardot.

¡Acá está su partido! ¡El partido de la U, Presidente Uribe! ¡Vamos a cambiar el articulito para su reelección Presidente! ¡Listo! ¡Eso es fácil! ¡No hay problema! ¡Que viva Uribe!, gritaba vehementemente el sapo de Santos, Roy Barreras, Benedetti etc, etc. Todos subidos en el bus de Uribe.

L√°stima el Doctor Uribe con el par de pelotas que tiene, no haber tenido una bola de cristal para darse cuenta de cuanto torcido lo estaba utilizando, entre ellos el tenebroso y fariseo Juan Manuel Santos.

Solo quiero con este artículo narrar una pizca de lo que fue, ha sido y será Uribe para Colombia y la historia que no tendremos que contar, porque personas como yo, la vivimos en vivo y en directo.

No sean bellacos con √©l, con lo que hizo y con lo que representa para muchos colombianos. Su legado y lucha por la democracia. ‚ÄúNo desprestigien la panela del vecino p√°¬ī vender la propia.‚ÄĚ Los c√°lculos pol√≠ticos por lo que lo quieren sacar del ruedo, no les van a dar nunca.

El uribismo ya no es Uribe; todo esto somos una cantidad de personas que no estamos dispuestos a negociar ni nuestras creencias, ni nuestro n√ļcleo familiar, ni nuestras tradiciones.  Mucho menos nuestra democracia por ning√ļn canto de sirena que venga de nefastos personajes que quieren acabar con Colombia por odios al uribismo.

¬°Gracias Presidente Uribe!  Gracias por ser el roble que aguanta terribles tormentas y sigue ah√≠, derecho y firme luchando por esta patria. Gracias por devolvernos la confianza, la esperanza en un pa√≠s al que usted lleg√≥ a gobernar en manos de los bandidos. Gracias por no recular y seguir plantado como el macho que es. Gracias por tener el valor de decir las cosas de frente. Gracias por ser ejemplo de democracia y recibir con humildad los halagos como las dificultades. Gracias por siempre Presidente Uribe.

Desde el fondo de mi corazón y del de los millones de colombianos que lo queremos incondicionalmente, solo queda decirle: ¡Gracias por siempre Doctor Uribe!

Este mensaje es histórico y debemos hacerlo viral. Gracias por compartirlo con contactos amigos para que hagan lo mismo. Tenemos que inundar a Colombia con este mensaje y prepararnos para la lucha. No queda otra opción.

Viva Colombia, muera el Comunismo criminal narcoterrorista y todos sus agentes.

===================================================

PUBLICIDAD

M√ĀS INFORMACI√ďN EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *