Las patrañas maquiavélicas del maligno

Escribe: Luis Hernando Granada C.*.-

Muy acertadamente el popular Juanes lo dijo “la izquierda es una mierda”. Y cuánta razón tenía el paisa porque así ha venido quedando demostrado a través del paso del tiempo y más ahora cuando esa misma izquierda radical y criminal llega al poder a través de patrañas, populismo, fraude, anuncios de barbarie y sometimiento del pueblo a través de actos vandálicos.

Así también lo cité en mi libro “La gran farsa de la izquierda”, donde hice un esbozo general de las atrocidades a que los pueblos han sido y son sometidos por esta mafia transnacional comunista/socialista.

Sin haberse posesionado ya los anuncios del “maligno” y sus secuaces dejan mucho que pensar. Una de sus primeras amenazas fue que iba a acabar con la explotación petrolera. Falso; la explotación seguirá pero bajo cuerda, al mejor estilo de Chávez y Maduro que a espaldas del pueblo se lo entregan a otros países de la misma ralea. Dijo que en su “gobierno” no habría más impuestos, pero la reforma tributaria que va a presentar y que el Congreso le va a aprobar a través del mecanismo criminal del fast track,  no bajará de los 50 billones de pesos. De esta manera el comunismo empieza a saquear a los pueblos.

Otros anuncios: Acabar con el subsidio solidario, un aporte creado para beneficiar a los más necesitados y a los perjudicados no solo por la pandemia china sino con los paros y marchas que organizó el “maligno” para desestabilizar el gobierno Duque; acabar con la economía naranja, un apoyo para los jóvenes emprendedores; acabar con las EPS, cuando lo correcto es reformarlas; acabar con la Policía, el Ejército y el ESMAD para formar –como en Venezuela–, sus propias fuerzas milicianas integrada por criminales de la peor calaña extraídos de las farc, el eln, el clan del golfo, las bacrim y otros grupos criminales, incluyendo los narcoterroristas, violadores, extorsionistas y asesinos que dejará en liberta dentro de su programa “perdón social”.

El “cambio” anunciado no será para bien; por el contrario, las restricciones abundarán, la censura a la prensa ya se inició, la traición incluso para quienes lo apoyaron como los educadores de la Federación comunista depredadora –fecode–, para los propios vándalos de la primea línea y la traición a otras personas incluso muy cercanas a él como el caso de Gustavo Bobolívar, –uno de sus más sumisos y arrodillados secuaces–.  

Para eliminar algunos de los programas sociales ya establecidos, el “maligno” sostiene que “no hay dinero”, pero no le importó tirar a la basura más de 9.000 millones de pesos –mal contados–, en el acto circense de su posesión. El “maligno” necesitaba estar rodeado del pueblo –léase ingenuos y mamertos– y nada mejor que contratar más de 1.000 artistas, para contar con la asistencia de los mamertos a los cuales les gusta todo gratis: presentaciones artísticas, almuerzos, transporte y otras prebendas. Casi al mejor estilo de Roma: “pan y circo”. Eso es igual a entretener al pueblo para que no sienta tanto los atropellos, engaños y la traición.

¿En qué momento ha hablado el “maligno” de acabar con el IVA, con el 4X1000, con la reducción de impuestos, con las reformas que sí se requieren a nivel laboral, asistencial en el área de la salud, protección de la ciudadanía a través de una fuerzas del orden robustecida?… ¿En qué momento ha hablado el “maligno” de establecer un control al sector bancario que a diario saquea los bolsillos de los colombianos?… ¿En qué momento ha hablado el “maligno” de reformar los TLC, cuya reforma debe  incluir la no importación de los productos que se producen y fabrican en Colombia?… ¿En qué momento ha hablado el “maligno” de apoyar la agricultura, la ganadería y las industrias colombianas?… ¿En qué momento ha hablado el “maligno” de exigirle a sus secuaces de las farc y el eln la entrega de sus caletas y la venta de los bienes incautados a los narcotraficantes, dinero con el cual se podría evitar una reforma tributaria.

Porque eso es lo triste: Colombia no necesita ni una reforma tributaria ni una reforma constitucional, de la cual ya habló para atornillarse al poder perpetuamente.

Pero hay más: ¿En qué momento ha hablado el “maligno” de una reforma laboral para evitar la explotación por parte de los empresarios y el maltrato a la clase trabajadora?… ¿En qué momento ha dicho o prometido el “maligno” que acabará con los cultivos de coca?… Jamás lo ha dicho ni lo dirá porque el narcotráfico es la mayor fuente de ingresos de esta mafia.

La “hecatombe” que en algún momento anunció el expresidente Álvaro Uribe, ya ha comenzado. La clase política está extinguida al igual que la Democracia y de sus cenizas surgió la podrítica, personajes corruptos, dinosaurios y brontosaurios mañosos, verdaderos mercenarios que secundan al “maligno” en su maquiavélico plan de entregarle el país al Foro de Sao Paulo.

Recientemente el “maligno” dijo que iba a quitarles a algunos congresistas sus lujosos, costosos y blindados vehículos. ¿A qué congresistas exactamente? Ya lo sabemos, a los congresistas de la oposición… Dijo que iba a “retener” las armas en poder de los ciudadanos de bien y que estas –según él–, serían destruidas “inmediatamente”… ¿Las irá a destruir como lo hizo el camarada “Chucky Santos” con las armas que jamás entregaron las farc?… ¿Será que el “maligno” no se sabe un par de cuentos de vaqueros para que nos cambie el repertorio? Todo lo que ha dicho formaba parte del discurso de Fidel Castro, de Hugo Chávez, de Nicolás Maduro y de otros criminales de la poderosa mafia transnacional comunista/socialista.

El peligro que representa el “maligno” en el poder es muy grande; es impresionante el aumento de las cuentas bancarias abiertas por los empresarios colombianos en Estados Unidos, ante la amenaza de la llegada del “maligno” a la presidencia.

El futuro de Colombia es bastante incierto y se están mezclando todos los elementos criminales para una debacle general.

Que el Todopoderoso proteja a Colombia de las garras del “maligno” y sus secuaces.*

Luis Hernando Granada C. Periodista y Publicista independiente, Director de www.visiondeltolima.com – Autor de la Novela “El Imperio del terror” y del libro “La gran farsa de la izquierda” y Gestor Cultural del Tolima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.