Maestro Murillo, una leyenda musical en Do mayor

Escribe: Carlos Alberto Carvajal Maldonado.-

Reynaldo Murillo Cruz, hijo de El Espinal, la tierra de la Tambora que lo vio nacer, es ya una leyenda en la historia musical y folclórica del Tolima, con más de 51 años al servicio de la cultura y el folclor tolimense.

Dos grandes maestros influyeron en su carrera musical, José Ignacio Camacho Toscano, oriundo del municipio de Tocaima y Roberto Díaz Carvajal, nacido en Honda, Tolima.

Luego de que un depredador de la cultura –Guillermo Alfonso Jaramillo–, cometiera su letal atentado contra la Banda Departamental del Tolima en su aciago periodo entre 2000 y 2004, el Maestro Murillo se da a la tarea de fundar la Corporación Banda Sinfónica del Tolima, con la cual Murillo ha recorrido no solo toda la región tolimense, sino que ha llevado su talento allende las fronteras.

La breve reseña de un talentoso

Reynaldo Murillo Cruz, nació el 7 de septiembrede 1948 y desde muy joven su familia y él se trasladaron a la ciudad de Ibagué por motivos de la política en la época de la llamada violencia partidista a finales de los años 40 y 50.

Su padre fue muy popular en El Espinal y en Ibagué y era conocido como el famoso “Pijoroño”, y ejercía la actividad de peluquero. Su mamá respondía al nombre de Susana Cruz de Murillo.

Hizo sus estudios primarios en la escuela del barrio Combeima y vivieron en el barrio Yuldaima, un barrio que ha producido bastantes y buenos músicos en la ciudad de Ibagué. Al terminar su primaria, se matriculó en el  Conservatorio de Música del Tolima de donde sale egresado en el año 1969, en la cuarta promoción del Bachillerato Musical que creó doña Amina Melendro de Pulecio. Allí Reynaldo se destacó como un buen instrumentista, muy buen músico, siendo su instrumento preferido el clarinete.

Muy temprano, en sus primeros años de estudio en el Conservatorio, fue escogido para la orquesta de estudiantes y rápidamente ascendió a la orquesta de profesores.

El profesor que tuvo fue el italiano Rolando Bolognesi el cual le enseñó lo más rudimentario hasta lo más grande del clarinete, destacándose en esta orquesta como primer clarinete; luego, teniendo como Maestro al siempre recordado José Ignacio Camacho Toscano, fue invitado a que formara parte de la Banda Departamental del Tolima que dirigía el Maestro Camacho y con la subdirección del Maestro Roberto Díaz Carvajal.

Desde 1968 Reynaldo perteneció a la Banda Sinfónica del Departamento, hasta que, como ya se dijo antes, el gobernador de la época, Guillermo Alfonso Jaramillo, decidiera acabar con la importante banda.

Vale la pena recordar que Reynaldo Murillo también fue instructor de Bandas Municipales como por ejemplo en el municipio de Melgar donde duró bastantes años haciendo Escuela de Música, siendo a la vez el creador y compositor de la música y letra del himno del municipio de Melgar.

Luego de eliminada arbitraria y egoístamente la Banda Departamental del Tolima, él y un grupo de compañeros de la banda se dedicaron a no dejar acabar esta institución representativa del Departamento, la cual había sido creada en 1889, pero que de un solo plumazo, el gobernador la acabó.

Desde entonces,  Reynaldo se puso al frente de la Corporación Banda Sinfónica del Tolima, de la cual hoy es su Director, su adalid y su representante, luchando fuertemente para que esta institución no se acabe, peleando por los presupuestos con los gobernadores que prometen cuando están en campaña, prometen que van a institucionalizar nuevamente esta Banda, pero nunca cumplen aunque nosotros siempre les creemos.

Y ahí sigue el viejo Reynaldo, dándole fuertemente para que prevalezca la representatividad musical del Tolima a través de la Banda Sinfónica, sin descuidar otras facetas dentro de la música folclórica, porque tenemos que recordar que el Maestro Reynaldo Murillo creó y fundó la Banda Papayera “Sálvese quien pueda”, que ha sido la mejor banda de música folclórica que ha existido en el departamento del Tolima.

Y la lucha últimamente no ha sido fácil. Grandes maestros también instrumentistas han pasado por esta agrupación que hoy, con la tecnología, con los grupos pequeños que han salido, los instrumentos electrónicos, han diezmado un poco estas agrupaciones en vivo pero que no pierden vigencia. Además, el Maestro Murillo ha sido un pedagogo excepcional, donde ha servido de puente, para que muchos de los instrumentistas que han pasado por sus manos, lleguen a otras corporaciones musicales y a otras agrupaciones de gran nivel de todo el país y fuera de él.

Tengo que decir que el Maestro, en la parte pedagógica bachiller musical del Conservatorio de Música del Tolima, es además, un músico licenciado por la Universidad de Caldas y Especialista en Pedagogía y Folclor de la Universidad Santo Tomas, pero aparte de estas distinciones, tiene además muchos estudios de dirección con grandes maestros nacionales e internacionales que han llegado a nuestra ciudad a impartir sus conocimientos.

Hoy luego de más de 51 años de historia musical, el Maestro Murillo se siente satisfecho y agradecido con la comunidad en general, porque ha podido cumplir su compromiso y la promesa realizada en el marco de la celebración de la versión No. 44 del Festival Folclórico Colombiano; un compromiso serio y responsable que le ha permitido, junto a su agrupación, rendir homenaje a Adriano Tribin Piedrahita, Fundador del Festival Folclórico Colombiano y realizar el Concierto de Difusión Día del Sombrero Tolimense, el Concierto Difusión Día del San Juan y Día del Tamal, entre otros con los cuales tanto el Maestro Murillo como sus músicos apoyan las celebraciones, brindando a la vez un sano esparcimiento para los amantes de nuestra cultura pijao.

Felicitaciones al Maestro Murillo y muchos más años de vida porque la cultura y el folclor tolimense requieren de grandes personajes talentosos y entregados a sus tradiciones.

Adelante Maestro Reynaldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.