https://visiondeltolima.com

Militares cubanos han saqueado 44.000 millones de d贸lares

Escribe: Gabriela Moreno*

El impacto de la corrupci贸n de los militares cubanos usando a Gaesa como fachada tambi茅n es visible. De acuerdo con el informe del Observatorio Cubano de Auditor铆a Social (OCAC), 鈥渓a seguridad sanitaria est谩 en ca铆da libre鈥, debido al colapso de los servicios m茅dicos y desabastecimiento de f谩rmacos.

Las cuentas revelan la trama de un fraude, al analizar que la cifra total que entr贸 al pa铆s por concepto de las denominadas 鈥渕isiones m茅dicas鈥 durante los 煤ltimos trece a帽os, fue 108.500 millones de d贸lares, de los cuales 30.700 millones le pagaron a los m茅dicos.

Todo el dinero que genera el trabajo forzado y esclavizante que realizan las misiones m茅dicas cubanas enviadas al exterior por el r茅gimen castrista queda en los bolsillos de los militares de la isla. Seg煤n el Observatorio Cubano de Auditor铆a Social (OCAC), las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) se han apoderado, entre 2009 y 2022, de 69.800 millones de d贸lares provenientes del pago por los servicios de las brigadas sanitarias internacionales. Estos recursos, realmente, deb铆an invertirse en el mejoramiento del sistema de salud p煤blico, algo que no ocurri贸.

La millonaria suma ha llegado a las arcas del Grupo de Administraci贸n Empresarial S.A. (Gaesa), que est谩 bajo el control del ente castrense, lo que la hace un ente completamente inauditable. A este conglomerado empresarial que dirigen las FAR se le suma el ministerio de Salud P煤blica y el Banco Financiero Internacional. 

La complicidad de las tres instituciones desde 2009 provoc贸 que el n煤mero de hospitales decreciera 32% detonando 鈥渆l desmantelamiento de la salud en Cuba鈥, as铆 indica el informe del OCAC. Al respecto, la organizaci贸natribuye la escasez de analg茅sicos, antibi贸ticos, antihipertensivos, antiparasitarios, antiinflamatorios, ansiol铆ticos y antidepresivos a un 鈥渟aqueo de Gaesa, el holding de la nueva oligarqu铆a cubana, que rob贸 a los m茅dicos y a la naci贸n鈥.

Esfuerzo perdido

La cantidad de dinero sustra铆do por los militares cubanos fue posible con el despliegue de m谩s de 50.000 鈥渃ooperantes鈥 (siendo m茅dicos la mitad de ellos), que estuvieron hasta en 68 pa铆ses, en su momento. Actualmente, se encuentran solo 23.792 colaboradores de la salud prestando servicios en 56 naciones, ubicando a Cubaentre los pa铆ses con mayor trata de personas, por 鈥榚sclavitud鈥 de m茅dicos. 

El cansancio del personal m茅dico es un esfuerzo perdido, cuando las ganancias obtenidas por su desempe帽o fuera de La Habana 鈥渘unca han retornado a la reconstrucci贸n de hospitales, adquisici贸n de equipos, mejoramiento de las condiciones de atenci贸n a los pacientes o salarios鈥, apunta el documento.

Las cuentas revelan la trama de un fraude, al analizar que la cifra total que entr贸 al pa铆s por concepto de las denominadas 鈥渕isiones m茅dicas鈥 durante aproximadamente trece a帽os, fue 108.500 millones de d贸lares, de los cuales 30.700 millones le pagaron a los m茅dicos, dejando sin explicaci贸n alguna el destino de al menos 8.000 millones de d贸lares y pasando el restante, es decir, 69.800 millones de d贸lares a manos de Gaesa. Se estima que los militares cubanos ordenaron gastar 24.200 millones de d贸lares de este monto en la construcci贸n de nuevos hoteles y s贸lo 1.700 millones de d贸lares en el sector de salud p煤blica, lo que deja un 鈥渆xcedente鈥 nada despreciable de 43.900 millones de d贸lares para esta empresa.

La principal inquietud que surge luego de acercarse a estas cuentas es: 驴D贸nde est谩 el resto de ese dinero? Hay militares due帽os de empresas creadas recientemente. La respuesta es obvia.

Consecuencias sanitarias

El impacto de la corrupci贸n de los militares cubanos usando a Gaesa como fachada tambi茅n es visible. De acuerdo con el informe, 鈥渓a seguridad sanitaria est谩 en ca铆da libre鈥, debido al colapso en los servicios m茅dicos y falta de suministro de f谩rmacos.

Ambas condiciones confirman la burla del r茅gimen al art铆culo 72 de la Constituci贸n cubana, el cual establece la salud p煤blica como un derecho de todas las personas e impone al Estado la responsabilidad de garantizar el acceso, la gratuidad y la calidad de los servicios de atenci贸n protecci贸n y recuperaci贸n.

El dictador Miguel D铆az-Canel se mofa de lo que dice la Carta Magna sin ning煤n escr煤pulo, considerando que s贸lo destin贸 2,1% a 鈥渟alud y asistencia social鈥 de lo que se supone que se deb铆a invertir en 2022 en gasto p煤blico.

Una de las consecuencias de la 铆nfima suma asignada es la escasez de 161 medicamentos 鈥揺quivalentes al 42% de lo que le corresponde aportar鈥, de los cuales 24 son expedidos por la 鈥渓ibreta de racionamiento鈥, para tratar la hipertensi贸n, depresi贸n e hipotiroidismo mientras que, otros 80 corresponden a medicamentos de 鈥淧rioridad I鈥 cuyo fin es enfrentar patolog铆as onco-hematolog铆a, enfermedades materno-infantiles y tratamientos a los enfermos con VIH.

Mentiras comunistas

La Administraci贸n de D铆az-Canel alega a trav茅s de BioCubaFarma, 鈥渋ndisponibilidad de materias primas鈥 hasta 鈥渞otura de equipamiento tecnol贸gico鈥. De esta forma justifican el incumplimiento de la entrega de los medicamentos que comprometen la vida de las categor铆as m谩s vulnerables.

Sin embargo, todo es parte de una mentira comunista. Se sabe que BioCubaFarma tiene 鈥渦na cartera comercial de exportaci贸n de m谩s de 300 productos鈥, con la cual La Habana vendi贸 a M茅xico 84 millones de d贸lares en insumos para anestesiolog铆a, neumolog铆a, oftalmolog铆a y tratamiento del c谩ncer.

Esos negocios demuestran que el fraude de Gaesa impone la muerte a los cubanos que requieren ayuda en materia de salud, porque intentar esquivar el panorama es complejo para un trabajador que recibe un salario medio de 14 d贸lares.

Si alguien debe mantener un tratamiento antidepresivo o de presi贸n arterial de al menos 75 mg diarios, tres pastillas, durante tres meses, requiere alrededor 12 d贸lares cada mes. Ning煤n bolsillo lo soporta. Tampoco los m茅dicos.

El pa铆s pas贸 de tener un total de 312.406 empleados como personal facultativo en 2021, a 281.098 en 2022. La deserci贸n de 31.308 profesionales incluye a t茅cnicos superiores, medios y b谩sicos, tecn贸logos y otros licenciados de la Salud.

鈥淟o sucedido con el sistema de salud p煤blica es reflejo de una pol铆tica de negligencia consciente y deliberada de las responsabilidades sociales del Estado en ese campo. Este abandono ha perdurado con el tiempo y amenaza la seguridad sanitaria debido a la reducci贸n de la inversi贸n, tanto en dicho sector como en el de ciencia e innovaci贸n tecnol贸gica鈥, apunta el dossier sobre el saqueo de Gaesa. Otra conclusi贸n es imposible.

Gabriela Moreno, Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con 茅nfasis en las fuentes de pol铆tica e internacional.

La obra m谩s controvertida en esta 茅poca de p谩nico social y econ贸mico por su contenido sobre lo que ha sido la mafia transnacional comunista/socialista a trav茅s de la historia鈥

Ver informaci贸n para adquirirlo en

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *