MinDefensa de Petro acabará la fuerza pública

Escribe: Oriana Rivas*

Iván Velásquez ha usado en varias ocasiones el término de “fuerzas parapoliciales” para acusar a fuerzas de orden público.

Iván Velásquez no ha escatimado a la hora de cuestionar a la Policía colombiana. Ha acusado a los uniformados de “acciones criminales” y ha sugerido la existencia de “fuerzas parapoliciales”.

El Ministerio de Defensa será una cartera clave para el “gobierno” de Gustavo Petro. Por eso, la designación de Iván Velásquez no es extraña, aunque su nombre tal como reseñaban portales colombianos, se esperaba para otras instancias. Como por ejemplo, que fuera respaldado por el mandatario electo para el cargo de fiscal general de la Nación.

No fue así y a partir del 7 de agosto Velásquez se convertirá en el ministro de Defensa de Petro para conducir a las fuerzas militares y policiales del país. Pero esto solo significa que se avecinan cambios profundos, teniendo en cuenta las intenciones de Gustavo Petro de cambiar la estructura

policial al separarla de la cartera de Defensa y por el rencor exacerbado de Velásquez contra los cuerpos de seguridad. En mensajes de Twitter recientes también mencionó su apoyo a la intención de suprimir la Procuraduría.

“La Procuraduría General de la Nación no es una entidad esencial en la estructura del Estado. Su supresión no implica sustitución de la Constitución Política”, escribió el futuro ministro. En el pasado también criminalizó a la Policía acusando a los funcionarios de disparar vestidos de civiles, usando en varias ocasiones el término de “fuerzas parapoliciales”.

En septiembre de 2020, aseveró que “la manera idéntica como actuó la policía” muestra que “la represión y las muertes obedecen a una política institucional”. Hizo tal afirmación mientras difundía una alocución del presidente Iván Duque a propósito de las protestas.

Para ese entones Iván Velásquez también señaló en un tuit que todavía estaba “fresca la sangre derramada por las acciones criminales de la policía nacional”, como una manera de criticar una fotografía del Presidente Duque con un grupo de uniformados.

El anuncio de su designación enciende desde ya las alertas. Petro es un acérrimo defensor de la Primera Línea, el grupo violento que desató el caos durante el paro nacional del año pasado, organizado por el mismo Petro, mientras culpa a los cuerpos de seguridad de los ataques a civiles.

Polémica en Guatemala y la parapolítica

Iván Velásquez nació hace 67 años en Medellín y posee el título de abogado por la Universidad de Antioquia. En el pasado fungió como procurador de ese departamento y luego como exmagistrado de la Corte Suprema colombiana.

El ministro de Defensa de Petro se familiarizó aún más con la polémica cuando acaparó las portadas de medios colombianos y guatemaltecos luego de que el entonces mandatario de la nación centroamericana, Jimmy Morales, le prohibiera el ingreso en el año 2018. El motivo fue que Velásquez representaba “una amenaza a la seguridad pública”. En ese momento, se desempeñaba como jefe de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de la ONU.

En Colombia también había cobrado fama por coordinar las investigaciones del caso de la parapolítica en el cual se señalaba al expresidente Álvaro Uribe desde el año 2006. Al respecto, el fundador del partido Centro Democrático lo advirtió en mayo pasado. Lo que busca Petro es la reforma de la justicia “para que se evite la silla giratoria entre la política y las altas cortes”.

“Iván Velásquez, designado por la ONU para investigar la corrupción política en Guatemala y ahora es adherente de Gustavo Petro. ¿Qué confianza puede haber?”, reiteró.

Un acto de venganza

Dado el radicalismo del próximo ministro de Defensa de Petro respecto a las fuerzas militares y policiales colombianas, ya hay señalamientos de que su designación no es más que “un acto de venganza”, tal como aseguró Enrique Gómez, excandidato presidencial. “Con mayor fortaleza debemos rodear a nuestras Fuerzas Armadas”, agregó en un reciente mensaje de Twitter.

Por su parte, la senadora por el partido Centro Democrático, Paloma Valencia, tildó a Iván Velásquez de “perseguidor político”. No es una acusación hecha a la ligera. Por el contrario, los señalamientos públicos del exmagistrado demuestran su completo rechazo hacia la fuerza pública, así como su posición política e ideológica contraria a la del Presidente Iván Duque y su partido.

El nombramiento de Velásquez no solo genera zozobra, como afirmó el ex viceministro del Interior y de Justicia, Rafael Nieto Loaiza. También “anuncia una persecución a militares y policías y, en consecuencia, traerá fortalecimiento de los violentos, la criminalidad y el aumento de la inseguridad ciudadana”.

En contraste, Velázquez recibió las felicitaciones de Rodrigo Londoño alias ‘Timochenko’, presidente del partido Comunes, en el que militan los guerrilleros de las farc. No hay mucho más que agregar.

* Oriana Rivas, Periodista venezolana radicada en Buenos Aires. Investigación para las fuentes de política y economía. Especialista en plataformas digitales y redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.