https://visiondeltolima.com

Nueva dictadura comunista Europea

Escriben: Estefany Escobar y Rory Branker

Ha llegado la hora de orar por España; Pedro Sánchez, el protagonista de la izquierda, se las ingenia para mantenerse en el poder a toda costa.

¡Qué astuto! Reúne a todos los personajes de extrema izquierda, antiguos terroristas y nacionalistas regionales en una especie de ‘Liga de la Justicia’ española. ¡Vaya equipo! No podemos olvidar el concepto de ‘Lawfare’ que introdujo Sánchez en el acuerdo. Ahora los políticos pueden perseguir a los jueces que defendieron la legalidad constitucional en 2017.

En resumen, España está viviendo una comedia política de proporciones épicas. Tenemos a un Pedro Sánchez que haría cualquier cosa por el poder, incluso si eso significa traicionar principios y hacer alianzas extrañas.

No acostumbro a torturar a mis amigos del nuevo continente con temas de mi país de origen, España, a menos que sea para advertirles de algún peligro que podría ocurrir en otras partes del mundo. Y puede que estemos ante ese mismo caso. Había decidido no abordar este asunto en esta página, pero hoy he visto cómo la prensa progresista estadounidense y británica miente descaradamente sobre lo que realmente está ocurriendo en España. Esto también sucedió en 2017, cuando un grupo de políticos corruptos nacionalistas catalanes intentó dar un golpe de Estado y declarar ilegalmente la independencia para encubrir su fea costumbre de robar, lo que llevó a su región a convertirse en la más endeudada de España.

“¿Qué está pasando en España. La misma historia de siempre. La extrema izquierda nos está robando la democracia ante nuestros propios ojos, mientras la oposición se muestra impotente y la comunidad internacional permanece pasiva.

Lo primero que debes saber es que la izquierda de Pedro Sánchez perdió las elecciones generales en julio, y las ganó el centro-derecha del Partido Popular de Feijóo. Sin embargo, su victoria no fue suficiente para formar gobierno, ya que Sánchez maniobró para reunir a todos los parlamentarios de extrema izquierda, antiguos terroristas de ETA y nacionalistas regionales para evitar su investidura con su voto. Fue en ese momento cuando Sánchez comenzó a implementar su plan: mantenerse en el poder a toda costa.

La voracidad de la izquierda posmoderna no tiene límites. Y el fin justifica todos los medios. Sánchez, necesitado del voto de siete diputados independentistas catalanes para seguir en el gobierno, ha vendido toda la nación a los caprichos de aquellos que intentaron dar un golpe de Estado contra España en 2017. Incluso ha anunciado una amnistía para aquellos implicados en terrorismo y ha perdonado la deuda catalana, que ahora pagarán todos los españoles. Además, ha introducido el concepto de “”Lawfare” en el acuerdo, permitiendo a los políticos perseguir a los jueces que defendieron la legalidad constitucional en 2017, y se ha comprometido a celebrar un referéndum de independencia ilegal e inconstitucional.

En resumen, España, un antiguo aliado y amigo de Estados Unidos, acaba de dejar de ser un estado de derecho y está en camino hacia una dictadura de extrema izquierda con un insoportable tufillo venezolano.

Si Dios no lo permite, el Partido Socialista gobernará a partir de mediados de este mes, asociado con comunistas y otros grupos que quieren romper relaciones con Israel y que han exigido que Netanyahu sea llevado ante el Tribunal de La Haya. Junto a los comunistas, también estarán los Bildu, un partido político vinculado a la banda terrorista ETA, cuya ilegalización fue revertida por el PSOE en el pasado y que ahora se ha convertido en socio de Sánchez sin siquiera ofrecer una disculpa a las familias de las casi 1.000 víctimas y sin colaborar con la justicia para resolver los casos pendientes, habiendo asesinado incluso a políticos socialistas.

Este pacto de gobierno –igual al pacto diabólico en Colombia–, que la mayoría de los españoles rechaza porque acaba con la igualdad ante la ley (perdonando delitos si eres independentista catalán) y arruina a toda la nación, debería ser frenado de inmediato por el Tribunal Constitucional, ya que vulnera radicalmente la Constitución. Pero, al igual que hicieron con Chávez y Maduro, Sánchez preparó su propio golpe de Estado hace meses al colocar a un militante socialista de su absoluta confianza al frente del tribunal, para respaldar cualquier basura que el gobierno vomite en forma de ley.

Miles de españoles han salido a la calle diariamente para intentar evitar que nos roben la democracia la nación y la libertad.

Amigos y lectores,  le pido una oración por esta gran nación que está en manos de un dictador socialista que es –duele admitirlo– demasiado estúpido como para permitir que nos gane.

F: DESTACADAS

Una señal de alerta es la que nos ofrece el autor de la Novela “EL IMPERIO EL TERROR” en 400 páginas donde denuncia los trucos y engaños por parte de pastores, brujos, médicos, escuelas de modelaje. Solicítela con precio especial a través de

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *