Peldaño a peldaño, Guillermo Rodríguez apoya la I.E. Sagrada Familia

Guillermo Rodríguez es un ibaguereño que se ha dedicado a labores de construcción desde hace más de 20 años, ayudando a culminar colegios y universidades que brindan mejores condiciones a miles de estudiantes del país. Actualmente es el escalerista de las obras de la institución educativa Sagrada Familia, en la comuna Cinco de Ibagué.

Su labor consiste en facilitar los movimientos entre los bloques del equipo de trabajo del Consorcio Desarrollo Escolar, el contratista del proyecto, gracias a las escaleras que construye para facilitar el transporte también de los materiales e insumos que permiten que la estructura ya esté por los tres pisos de alto.

Además de su pasión por concretar los sueños de arquitectos e ingenieros civiles, Rodríguez se dedica a la labor de ser padre de dos hijas de 8 y 13 años de edad. 

Sus niñas son la motivación para dejar todo su empeño entre el concreto, ladrillos y hierros con los que se edifica el plantel que beneficiará a cientos de niños y jóvenes, como ellas.

“Hago las cosas bien, eso no es solo un desarrollo para nosotros como trabajadores sino para nuestros hijos también, para el futuro de mucha gente que se supera, que quiere salir adelante”, afirma Guillermo, convencido de la importancia de su trabajo para la evolución de la Capital Musical.

El mensaje que envía a la Administración Municipal es “que sigan invirtiendo en lo que es un futuro, porque estos desarrollos son los que hace que progresen tanto uno como persona, como los niños, como el país completamente, porque si no hay educación, ¿qué estamos formando?”, concluyó.

Se espera que esta institución educativa finalice en los próximos meses y pueda ser entregada a la comunidad que espera con ansias poder disfrutar de los nuevos y modernos espacios en los que padres de familia, como Guillermo, trabajan con todo el amor y compromiso, como si fuera para sus propios hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.