https://visiondeltolima.com

Petro lleva a Colombia rumbo a la venezolanizaci贸n

Escribe: Jos茅 Gregorio Mart铆nez*

Hambre, miseria y ruina es lo que le espera a Colombia. Lo pol铆tico e ideol贸gico parece estar imponiendo la agenda en la relaci贸n entre Gustavo Petro y Nicol谩s Maduro.

La propuesta de una constituyente en Colombia por parte de dos aliados de Gustavo Petro da muestra de que la imitaci贸n del fracasado modelo chavista va m谩s all谩 de lo simb贸lico. Que una de las proponentes sea Piedad C贸rdoba 鈥搈uy vinculada a la dictadura venezolana鈥 y el otro repita la ret贸rica discursiva del 鈥減oder popular鈥 evidencia que ya Colombia avanza en la misma direcci贸n del pa铆s vecino.

Hace un a帽o 鈥損revio a las elecciones presidenciales鈥 nos pregunt谩bamos si realmente Colombia

estaba como

Venezuela, ya que ese era el argumento de la izquierda para desacreditar las advertencias que llegaban desde la otra acera pol铆tica ante el peligro de que un gobierno de Gustavo Petro s铆 llevara al pa铆s por ese camino. Hoy, a casi ocho meses de gesti贸n de Petro, las propuestas de una constituyente por parte de sus aliados, la escasez de medicamentos y el fetiche por la figura de Sim贸n Bol铆var dan muestra de c贸mo la 鈥渧enezolanizaci贸n鈥 de Colombia est谩 a la vuelta de la esquina.

La izquierda siempre busca reformar todo apenas llega al poder. Sin complejos, Hugo Ch谩vez gan贸 la presidencia de Venezuela en 1998 prometiendo una Asamblea Nacional Constituyente y, en efecto, fue lo primero que impuls贸 y concret贸. En Chile, Gabriel Broci sigui贸 el miso libreto, y aunque sufri贸 una derrota en el plebiscito de septiembre pasado, ya est谩 en marcha un segundo intento. En Per煤, el destituido Pedro Castillo no cont贸 con apoyo en el Congreso para esta propuesta pero no por eso dej贸 de presentarla.

El libreto de la constituyente llega a Colombia

En Colombia, aunque Gustavo Petro prometi贸 en campa帽a no tomar la v铆a de la constituyente, ya sus aliados la est谩n asomando con la excusa de 鈥渃onsultar al pueblo鈥 ante el fracaso de su reforma pol铆tica y los obst谩culos que tienen en el camino el resto de sus reformas.

鈥淯na Asamblea Nacional Constituyente, para una nueva reforma pol铆tica鈥, sugiri贸 la senadora del Pacto Hist贸rico y aliada de Petro, Piedad C贸rdoba, quien por cierto ha sido muy cercana al chavismo, un v铆nculo que no esconde y ha quedado evidenciado con sus m煤ltiples viajes a Caracas. No se puede olvidar que el mandatario colombiano le ha seguido los pasos y ya suma tres viajes a la capital venezolana y uno a la frontera para un total de cuatro encuentros con Nicol谩s Maduro en apenas siete meses.

Pero no se trata de una propuesta aislada. Ser铆a ingenuo pensar que una declaraci贸n en la misma direcci贸n por parte de otro aliado de Petro, casi en paralelo, sea producto de la casualidad. 鈥溌olombia decide si dejamos en manos de las mafias politiqueras las grandes reformas que el pa铆s necesita o constituyente ya! El gobierno del poder popular tiene que levantarse para que la constituyente popular sea una realidad. El presidente Gustavo Petro no puede seguir secuestrado por un Congreso ma帽oso鈥, solt贸 Alfredo Saade, quien fuera precandidato a la Presidencia por el Pacto Hist贸rico. Y n贸tese adem谩s en este caso otra similitud nada casual con la ret贸rica discursiva de la dictadura venezolana, que ha abusado de la frase 鈥減oder popular鈥, al punto de agregarla al nombre de todos los ministerios.

El chantaje con las reformas

El oficialismo colombiano no ha logrado poner el Congreso a sus pies, pese a que muy pocos partidos se declararon en oposici贸n. Sin embargo, los que decidieron darle un voto de confianza a Petro han demostrado no ser incondicionales, lo que ha hecho que el Poder Legislativo comience a ser visto como un estorbo luego de que el Ejecutivo tuviera que retirar la reforma pol铆tica al no conseguir apoyo suficiente, sumado al hecho de que este martes 28 de marzo el Partido Liberal se apart贸 del proyecto de reforma a la salud. La reforma laboral tambi茅n genera preocupaci贸n tanto en las organizaciones pol铆ticas como en la ciudadan铆a, que se ha manifestado incluso cerrando los accesos al Congreso.

Las aventuradas propuestas de convocar a una constituyente en Colombia han venido

acompa帽adas de una amenaza que sali贸 de la boca del propio presidente del Congreso, Roy Barreras, quien tambi茅n es integrante del oficialista Pacto Hist贸rico. 鈥淭odo aquel que invite a que se hundan las reformas sociales est谩 propiciando un escenario sin salida, de estallido social y violencia futura鈥, dijo quien adem谩s cuestion贸 este mismo martes 28 que la polic铆a no actuara para impedir el bloque de las v铆as por parte de trabajadores de aplicaciones de entrega a domicilio que protestaban contra la reforma laboral, olvidando que 茅l apoy贸 el paro contra el entonces presidente Iv谩n Duque, el cual se extendi贸 por m谩s de dos meses y gener贸 violencia y vandalismo.

La escasez de medicamentos

Los obst谩culos que ha encontrado la reforma a la salud estar铆an generando en Colombia otro de los grandes problemas que ha vivido Venezuela: la escasez. En este caso de medicamento. El expresidente del Congreso, Ernesto Mac铆as, denunci贸 que la crisis se estar铆a provocando desde el propio Gobierno para presionar la aprobaci贸n de la reforma que busca eliminar o limitar la alianza p煤blico-privada con las EPS (Entidades Promotoras de Salud). La excandidata a la Vicepresidencia, Marelen Castillo, hizo un se帽alamiento en la misma direcci贸n. Acto seguido, el superintendente de Salud, Ulah铆 Bletr谩n, anunci贸 que la entidad que dirige abri贸 una investigaci贸n a las EPS y empresas de reg铆menes especiales por la escasez de medicamentos en Colombia.

El bolivarianismo como bandera pol铆tica

Y de los viajes de Petro a Venezuela no solo ha quedado una estrecha relaci贸n con Maduro sino una imitaci贸n del fetiche bolivariano que ha permitido al chavismo apropiarse de la figura del libertador con fines pol铆ticos, al punto de cambiar la denominaci贸n oficial del pa铆s. El busto de Sim贸n Bol铆var que traslad贸 el mandatario colombiano de Caracas a Bogot谩 en su 煤ltimo viaje y la exigencia de exhibir la espada del libertador que rob贸 en 1974 el M-19 鈥揺l grupo narcoguerrillero al que perteneci贸 Petro鈥 como requisito para iniciar su discurso en su toma de posesi贸n dan muestra de estar siguiendo los mismos pasos.

Los acercamientos entre Colombia y Venezuela en los 煤ltimos meses van m谩s all谩 de una relaci贸n diplom谩tica y comercial. Lo pol铆tico e ideol贸gico parece estar imponiendo la agenda. La propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente en Colombia por parte de aliados muy cercanos al Gobierno de Gustavo Petro dan muestra de que la imitaci贸n del fracasado modelo chavista va m谩s all谩 de lo simb贸lico.

驴Derrotado por el eln?

Con los di谩logos con la narcoguerrila del Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional (eln) que se iniciaron en la capital venezolana, el Ejecutivo colombiano comenz贸 con el chavismo una relaci贸n que con el paso de los d铆as se ha ido profundizando. El compromiso con la dictadura es tal que Petro convoc贸 este martes a una conferencia internacional en Colombia 鈥渃on el objetivo de construir la hoja de ruta que permita el di谩logo pol铆tico efectivo de la sociedad y el gobierno venezolano鈥.

Mientras tanto, el eln comet铆a otro acto terrorista, dejando nueve militares muertos (dos suboficiales y siete soldados) a pesar de que el pasado 6 de diciembre el mandatario colombiano anunci贸 que los j贸venes que estuvieran prestando servicio militar no ser铆an enviados a zonas de conflicto. Tampoco se puede olvidar que en campa帽a prometi贸 que a los tres meses de 茅l ser presidente se acabar铆a el eln. 驴Se puede entonces confiar en la promesa de campa帽a que no convocar铆a a una Constituyente en Colombia?

* Jos茅 Gregorio Hern谩ndez, Periodista venezolano dedicado a las fuentes de Pol铆tica y Econom铆a. Editor jefe de PanAm Post. Experiencia previa en medios como NTN24, El Mundo Econom铆a & Negocios, Diario La Verdad y Globovisi贸n.

La mejor manera de conocer no solo las caracter铆sticas de su personalidad sino c贸mo enfocar sus acciones en procura del 茅xito, es consultando su MAPA PS脥QUICO.

Solic铆telo ya a trav茅s del WhatsApp 316 044 1100

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *