https://visiondeltolima.com

Petro y su copia chavista para relegirse en el 2026

Escribe: José Gregorio Martínez*

Gustavo Petro ha manifestado en un par de oportunidades su interés de “ganar la Presidencia en 2026”, para perpetuarse en el poder, aunque sin precisar cómo. Ahora admite que ese es el “objetivo” de su propuesta de celebrar un “congreso progresista” y configurar “un solo partido político”. (EFE)

El presidente de Colombia pidió que “ante Piedad (Córdoba)” se haga “una reflexión en el Pacto Histórico” para tomar la “decisión de configurar un solo partido político” en un “congreso progresista”, para lo cual convocó al “Frente Amplio”. El equivalente en Venezuela desde hace 16 años es el congreso fundacional del PSUV que a su vez tiene como estructura “amplia” de participación el “Gran Polo Patriótico”.

“Piedad vive, la lucha sigue”, es el slogan que muy seguramente lanzará en los próximos días el petrismo para motivar a su militancia de cara a los próximos procesos electorales, imitando –sin sorpresa alguna– la estrategia del régimen venezolano luego del fallecimiento de Hugo Chávez. Y es que el presidente colombiano, Gustavo Petro, parece aprovechar la muerte de la senadora Piedad Córdoba para adelantar la campaña para las elecciones presidenciales de 2026, proponiendo un “congreso progresista” en su honor y la creación de un partido único oficialista, maniobras chavistas ya implementadas en Venezuela en el pasado reciente.

Aunque desde 2015 el Congreso colombiano eliminó de la Constitución la reelección presidencial, Petro ha asomado ya en un par de oportunidades su interés de “ganar la Presidencia en 2026”, aunque sin precisar cómo. El pasado domingo 21 de enero dijo en su cuenta de X (antes Twitter) que “ante Piedad que recorrió una etapa de la historia del progresismo colombiano y latinoamericano es importante una reflexión del Pacto Histórico”.

Sin perder tiempo propuso una “reunión de las 1.500 personas elegidas en 2023” en un espacio de debate político que bautizó como “congreso progresista” con la “decisión de configurar un solo partido político”. Para esto llamó a una convocatoria al “Frente Amplio de cada municipio, departamento y Nación con todas las fuerzas democráticas que quieran”. La copia al carbón del libreto chavista salta a la vista. Hace 16 años, por iniciativa de Hugo Chávez, las organizaciones políticas de izquierda que lo apoyaban se fusionaron en el congreso fundacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), manteniéndose una estructura “amplia” de participación conocida como “Gran Polo Patriótico”.

Petro tiene los ojos puestos en 2026

Sin disimulo y a pesar de su mal gobierno, Gustavo Petro agregó que el “objetivo” de esta organización es “ganar las elecciones de 2026 y hacer irreversible la transformación democrática de Colombia y el Acuerdo Nacional para la Justicia y la Paz”. El líder del Pacto Histórico (antes Colombia Humana) demuestra una vez más que nunca deja de estar en campaña.

Pero no es la primera vez que el mandatario izquierdista asoma su intención de preservar el poder. A finales de noviembre, cuando comenzó a hablar de “organizar un Frente Amplio” pensando ya en las próximas elecciones presidenciales, sugirió que “estas fuerzas” –entre las que incluyó al partido centroizquierdista Alianza Verde y el “liberalismo”– “lograron mayoría en las elecciones locales, ya ganaron la Presidencia en 2022 y pueden volver a ganar la Presidencia en 2026”.

El globo de ensayo de la constituyente

¿Cómo pretende Petro mantener el control del Ejecutivo? Aún no está claro. Analistas y prensa local han especulado sobre la intención de apostar por una sucesión al estilo kirchnerista en Argentina. Sin embargo, no se puede olvidar que la fallecida senadora Piedad Córdoba soltó en 2021, durante la campaña electoral, que quería volver al Congreso de la mano de Petro para cambiar la Constitución, según expresó en un artículo titulado â€œParar para gobernar: bases de agenda para un nuevo gobierno” que le publicó el semanario sandinista Ideas y debates del Centro de Estudios del Desarrollo Miguel d’Escoto Brockmann (CEDMEB) de Nicaragua.

Luego de tener un año instalada en el Congreso, Córdoba propuso desde su curul “una Asamblea Nacional Constituyente, para una nueva reforma política”. Y en ese momento no estuvo sola. Alfredo Saade, quien fuera precandidato a la Presidencia por el Pacto Histórico, dijo desde sus redes sociales que “Colombia decide si dejamos en manos de las mafias politiqueras las grandes reformas que el país necesita o constituyente ya. El gobierno del poder popular tiene que levantarse para que la constituyente popular sea una realidad”.

Que una de las proponentes fuera Piedad Córdoba –muy cercana a la dictadura chavista– y el otro repitiera la retórica discursiva del “poder popular” –frase agregada por el chavismo al nombre de todos los ministerios– mostraba ya la intención de importantes cuadros del petrismo de llevar a Colombia en la misma dirección que Venezuela, donde el régimen logró secuestrar las instituciones y aferrarse al poder mediante una constituyente y una posterior enmienda que permitió establecer la reelección indefinida.

* José Gregorio Martínez, Periodista venezolano dedicado a las fuentes de Política y Economía. Editor jefe de PanAm Post. Experiencia previa en medios como NTN24, El Mundo Economía & Negocios, Diario La Verdad y Globovisión.

La obra más controvertida en ésta época de pánico social y económico por su contenido sobre lo que ha sido la mafia transnacional comunista/socialista a través de la historia…

Ver información para adquirirlo en

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *