https://visiondeltolima.com

Precariedad comunista lleg贸 a Colombia

Escribe: Oriana Rivas*

A Gustavo Petro le sugieren que tambi茅n le pida consumir menos gasolina a su vicepresidente, Francia M谩rquez, asidua usuaria de un helic贸ptero pagado con recursos del Estado para volar a su mansi贸n.

Con el supuesto objetivo de que 鈥渓a econom铆a vaya mejor鈥, Gustavo Petro emul贸 el discurso de la precarizaci贸n de Hugo Ch谩vez cuando ped铆a a los venezolanos usar menos electricidad y recortar a tres minutos el tiempo para ducharse o de un ejemplo a煤n m谩s extremo, el de Kim Jong-un cuando exigi贸 a los norcoreanos comer menos durante cuatro a帽os.

Cuando un gobierno comienza a pronunciar un discurso de precarizaci贸n y pide a los ciudadanos recortar cualquier actividad o consumo que les asegure tener mayor calidad de vida, significa que las cosas no ir谩n bien en el futuro. Ni en el 谩mbito econ贸mico, ni en el pol铆tico o social. Los venezolanos son la prueba m谩s reciente de ello.

Es en este sentido que en Colombia comienzan a vislumbrarse rastros de lo que inici贸 hace m谩s de 20 a帽os en el pa铆s vecino. El motivo es que el presidente Gustavo Petro hizo un llamado a 鈥渃onsumir menos gasolina鈥 porque, a su juicio, 鈥渓a econom铆a va bien鈥, pero quiere 鈥渜ue vaya mejor鈥. Para ello, su idea es reducir las importaciones de combustibles, especialmente de gasolina. Entonces el pedido del mandatario es que las personas recorten el uso del recurso que les permite trasladarse, lo cual afectar铆a no solo a los medios de transporte particulares sino tambi茅n los p煤blicos y muy probablemente la cadena de distribuci贸n de productos.

No tardaron en llegar las cr铆ticas. Una de estas, exigiendo que haga el mismo pedido a la vicepresidente Francia M谩rquez por sus viajes en helic贸ptero o en avi贸n, tomando en cuenta que en su 煤ltima gira internacional se llev贸 una comitiva de 53 personas. En otros mensajes ironizan que para Petro la soluci贸n est谩 en abandonar los viajes en veh铆culos, en lugar de promover las exportaciones o fortalecer y modernizar el aparato productivo del pa铆s.

Ch谩vez en el espejo de Petro

La reciente solicitud de Petro de consumir 鈥渕enos gasolina鈥 podr铆a compararse con el momento cuando defend铆a el impuesto de 40% sobre la ropa importada mientras vest铆a una camisa de la marca estadounidense Calvin Klein.

Sin embargo, m谩s all谩 de esta iron铆a, est谩 el hecho de que su reciente pedido es semejante al que la dictadura venezolana hac铆a a帽os atr谩s. Por ejemplo, en 2009 el entonces dictador Hugo Ch谩vez exhort贸 a usar menos electricidad y recortar a tres minutos el tiempo para ducharse. Por esos mismos d铆as, tambi茅n exig铆a a los venezolanos comer menos porque 鈥渉ay mucha gente gorda en Venezuela鈥. 鈥淗ay gente que se pone a cantar en el ba帽o media hora. 驴Qu茅 comunismo es ese?鈥, dijo. 鈥淵o lo he contado: tres minutos es m谩s que suficiente; no quedo hediondo. Un minuto para mojarse, otro para enjabonarse y el tercero para enjuagarse. Lo dem谩s es un desperdicio鈥, vocifer贸. En el momento de la alocuci贸n, el dictador tambi茅n orden贸 apagar los aires acondicionados de las oficinas estatales y amenaz贸 con cerrar los centros comerciales por consumir 鈥渄emasiada electricidad鈥.

No conforme con eso, Ch谩vez asever贸 que 鈥渓os que m谩s malgastan son los ricos鈥 por tener piscinas o televisores en sus habitaciones. Cosas o 鈥渓ujos鈥 que terminaron teniendo sus allegados a costa del robo milmillonario contra las arcas venezolanas. Pero en ese momento Ch谩vez culpaba al fen贸meno clim谩tico 鈥淓l Ni帽o鈥 por dejar vac铆as las represas hidroel茅ctricas debido a la falta de lluvia. El discurso de precarizaci贸n se eterniz贸.

Los presentes aplaud铆an y se re铆an. Entre ellos estaban Nicol谩s Maduro, actual dictador, y Rafael Ram铆rez, expresidente de PDVSA, hoy exiliado. Este 煤ltimo luego confes贸 que en los 10 a帽os que estuvo al frente de la estatal petrolera, se perdieron unos 700.000 millones de d贸lares.

Por el mismo camino

Aunque el gobierno izquierdista de Gustavo Petro apenas comienza, en Colombia hay indicadores que demuestran cu谩les son sus objetivos. Por ejemplo, el contenido de sus reformas

tildadas de abusivas y peligrosas para la econom铆a del pa铆s, su llamado a una 鈥渞evoluci贸n鈥 o su amistad con el dictador Nicol谩s Maduro, a quien le ha lanzado un salvavidas exigiendo internacionalmente el levantamiento de las sanciones.

M谩s all谩 de las fronteras, en Asia tambi茅n hay ejemplos de pa铆ses donde se exige a los ciudadanos pagar el precio de las malas pol铆ticas y el totalitarismo de sus gobernantes. Y no es casualidad que tambi茅n transiten el camino del comunismo. Hace dos a帽os, en Corea del Norte, la dictadura comunista pidi贸 a la poblaci贸n comer menos durante cuatro a帽os. Es decir, al menos hasta 2025 los norcoreanos deben comer menos cuando de por s铆, el 40% de ellos padecen desnutrici贸n de acuerdo con cifras de la ONU.

El escenario del pa铆s asi谩tico luce distante, pero no as铆 el venezolano. Tampoco el cubano, naci贸n donde la falta de gasolina est谩 causando estragos desde hace meses tras m谩s de seis d茅cadas de dictadura con un discurso enfocado en responsabilizar al 鈥渋mperialismo鈥 de todos sus errores.

* Oriana Rivas, Periodista venezolana radicada en Buenos Aires. Investigaci贸n para las fuentes de pol铆tica y econom铆a. Especialista en plataformas digitales y redes sociales.

Ay煤danos a combatir la pirater铆a comprando y apoyando directamente al autor鈥 Adquiera hoy mismo la Novela 鈥淓l Imperio del terror鈥 y el libro que ha causado controversia. 鈥淟a gran farsa de la Izquierda鈥. Solicite estas obras 煤nicamente a trav茅s de la p谩gina

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *