¿Qué somos… Ingenuos o masoquistas?

Escribe: Diana Esperanza Guzmán

Es increíble; vemos el ejemplo de los vecinos; los vemos clamando justicia, mendigando un pedazo de pan o recurriendo a la basura en busca de sobras… Los vemos huir por trochas o cayendo en poder de los coyotes, huyendo del país que los vio nacer, porque alguien, un psicópata de los muchos que abundan en el planeta los “enredó” con el cuento de la revolución, del cambio, de la igualdad o de la gratuidad.

Tarde lo reconocen algunos; se necesita ser muy pendejo. Eso mismo decían los venezolanos, pero lo que está sucediendo, ocurre por pereza social; los colombianos aún tenemos mecanismos de demanda y denuncia, pero debemos actuar ya, porque cuando se entra al comunismo o socialismo, el derecho a opinar, a pensar y a exigir es castigado con cárcel y tortura, y esto se extiende a mujeres niños y ancianos.

Averigüen bien por la justicia en esos países donde el comunismo socialista se ha impuesto. La corrupción no se elimina, sólo se direcciona hacia el estado quien pasa a poseerlo todo.

¿De qué sirve la educación gratis si te enseñan lo que ellos quieren?… ¿De qué sirve la salud gratis si no hay ni medicinas ni procedimientos?… ¿De qué sirve la vivienda gratis si tu propiedad puede ser expropiada si el gobierno la necesita?

No lo sigamos pensando; actuemos ya. El voto en blanco es la mejor arma para acabar con la corrupción de un Congreso que no ha servido para nada, solo para generar cuantiosas pérdidas al erario público. Además que es el Congreso más numeroso del mundo. Dos congresistas nuevos por Departamento es más que suficiente. No olvidemos que la reelección es corrupción.

Segundo: No podemos votar por ningún candidato de izquierda porque eso sería apoyar a Gustavo Petro y con Petro en la presidencia se acabarían todos nuestros sueños de libertad, independencia y democracia.

Colombia debe ser un país libre y eso depende de nosotros.

================================================================

MAS INFORMACION EN:

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.