https://visiondeltolima.com

Reflexiones sobre el rol del libertario en la sociedad

La batalla contra el Estado es una batalla de ideas, de mitos y falacias contra la raz贸n.聽(Flickr)

Los libertarios no son s贸lo un grupo que impulsa determinadas pol铆ticas a favor del libre mercado, sino que son emancipadores, desmitificadores y, sobre todo, cr铆ticos.

Con la llegada de la inteligencia artificial del lenguaje, como ChatGPT, que se entrena con informaci贸n en l铆nea, se puede encontrar respaldo para una hip贸tesis relativa a la sociedad. El pensamiento pol铆tico general se inclina hacia la izquierda, ya que las respuestas pol铆ticas que da la aplicaci贸n est谩n orientadas hacia la izquierda. La victoria del autoproclamado anarcocapitalista Javier Milei en las elecciones presidenciales de Argentina parece mostrar un retroceso frente a los progresistas, pero no ocurre lo mismo en el resto del mundo: el fuego de la libertad sigue siendo d茅bil.

La tendencia global del pensamiento pol铆tico y la contrarrevoluci贸n libertaria en Argentina nos invitan a reflexionar sobre el rol que deben asumir los libertarios instruidos. El prop贸sito de este art铆culo no es argumentar a favor de una u otra estrategia para la libertad, sino se帽alar una acci贸n necesaria para deconstruir el mythos estatista. La elecci贸n de la palabra 鈥渕ythos鈥 no se toma a la ligera; el aparato estatal se sostiene y perpet煤a propagando mitos sobre su funcionamiento. La b煤squeda del 鈥渂ien com煤n鈥 y el 鈥渋nter茅s nacional鈥 son dos de los muchos mitos propagados para ampliar la influencia del Estado en la sociedad.

El cientifismo rara vez produce resultados que favorezcan el libre mercado y la cooperaci贸n; siempre ha estado al servicio del Estado. El impulso a favor de una balanza positiva de exportaciones e importaciones es una reminiscencia del mercantilismo que llega hasta nuestros d铆as, por ejemplo. La batalla contra el Estado es una batalla de ideas, de mitos y falacias contra la raz贸n. As铆, debemos preguntarnos, 驴cu谩l es el rol del libertario en la sociedad? 驴Avanza s贸lo en la propagaci贸n de las ideas libertarias o tambi茅n en la deconstrucci贸n del mito del Estado? Se trata de dos 谩mbitos diferentes: uno es argumentar a favor de la privatizaci贸n de ciertos servicios estatales; otro es deconstruir un paradigma que tiene como n煤cleo, mito fundacional, el 鈥渂ien com煤n鈥 como funci贸n 煤ltima del Estado. Es posible convencer a alguien de las pol铆ticas de libre mercado sin eliminar el mito del 鈥渂ien com煤n鈥 como objetivo del Estado.

El 鈥渂ien com煤n鈥 es un paradigma de pensamiento en el que quien provee y hace funcionar la sociedad es el Estado. Un paradigma en este escenario es una estructura y una corriente de pensamiento que ve al Estado como el bueno. No ve necesariamente al mercado como malo, pero no considera que contribuya a la sociedad por su bien.

Si los libertarios desean avanzar hacia una sociedad libre, no s贸lo deben abogar por pol铆ticas espec铆ficas, sino por derribar este paradigma. As铆 pues, el rol del libertario en la sociedad es cr铆tico, cr铆tico no s贸lo con el dogma estatista sino con el 鈥渃onocimiento com煤n鈥. 鈥淓l conocimiento com煤n鈥 se construye dentro del marco del dogma estatista; si no fuera as铆, toda la lucha por la libertad no ser铆a necesaria. La desmitificaci贸n es la tarea del libertario como actor pol铆tico en la sociedad. La cr铆tica del conocimiento com煤n y de las nociones intuitivas (como ha ense帽ado la escuela austriaca, muchas verdades son contraintuitivas) es un camino que debe seguir el libertario intelectual.

La idea del libertario como cr铆tico del discurso y el conocimientos sociales parece ir m谩s all谩 de la forma habitual de hacer las cosas de los libertarios. El libertario debe darse cuenta de que la lucha contra el Estado lo abarca todo; no s贸lo hay que luchar contra pol铆ticas espec铆ficas, sino contra todo el edificio de pensamiento construido en torno al Estado.

El libertario, en este caso concreto, no s贸lo es portador de libertad, sino de ilustraci贸n. Esto puede parecer demasiado, pero el enemigo al que nos enfrentamos es implacable y abrumador; no transige ni deja las cosas intactas. El estatismo nos rodea, y comprometerse con determinadas pol铆ticas p煤blicas es 煤til pero no suficiente. Es necesario un cambio de paradigma. No es el Estado el que ayuda a la gente, sino el mercado, que es el sistema de cooperaci贸n social que coordina la acci贸n humana.

As铆 pues, los libertarios no son s贸lo un grupo que impulsa determinadas pol铆ticas a favor del libre mercado, sino que son emancipadores, desmitificadores y, sobre todo, cr铆ticos.

Como cr铆tica al archivo del conocimiento que se ha construido sobre bases estatistas, no basta con atacar los edificios; es necesario apuntar a los cimientos. As铆, surge una nueva idea del intelectual libertario: el libertario aparece en el discurso p煤blico no s贸lo como ide贸logo del libre mercado, sino como libertador, sacando a la gente del paradigma estatista en el que ha sido instruida.

En lo que respecta a la historia, ya se ha hecho la llamada a los estudios cr铆ticos. Emprender el revisionismo es fundamental, pero el libertario tiene que enfrentarse al Estado en todos los campos. Puede parecer abrumador, pero la meta no podr铆a ser m谩s noble.

Este art铆culo fue publicado inicialmente en el Instituto Mises.

* Octavio Berm煤dez es un estudiante argentino de Ciencias Pol铆ticas y Relaciones Internacionales en la Universidad de Palermo.

NOVEDAD LITERARIA:

Ya est谩 disponible 鈥淓L IMPERIO DEL TERROR鈥, la obra que en 400 p谩ginas revela el resultado de 40 a帽os de investigaci贸n period铆stica en torno al proceder malsano de brujos, pastores, m茅dicos, escuelas de modelaje y otras 鈥減rofesiones鈥.

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *