https://visiondeltolima.com

Revueltas varias: la clave es la educaci贸n

Escribe: Alberto Benegas Lynch*

Ni educaci贸n gratuita ni de calidad; con eso se encontramos los j贸venes que ingenuamente creyeron en la falsas promesas de Petro, pero este tema de la educaci贸n se pone de manifiesto en las urnas, luego no tiene sentido quejarse.

Por m谩s que un gobierno pueda abrir las puertas para convertir a todos los habitantes en multimillonarios, si contin煤a la politizaci贸n de algo tan delicado como la educaci贸n, habr谩 quienes salgan furiosos en manifestaciones eventualmente con el librito de Mao en la mano.

Hemos observado episodios bochornosos de presidentes que avanzan al Parlamento con fuerzas militares para clausurarlo o amedrentarlo cuando no les gustan sus legislaciones. En ning煤n caso el asunto es agarr谩rselas con los legisladores ni con el Poder Judicial que las m谩s de las veces quien encarna el Ejecutivo tiene inclinaciones peores que las que critica de los otros poderes. Incluso quienes con raz贸n se帽alan las barrabasadas del Legislativo por promulgar normas incompatibles con el derecho, siempre el asunto estriba en comprender cabalmente que aquellos surgen directamente del sufragio popular y la Justicia indirectamente puesto que son propuestos por el Ejecutivo con aprobaci贸n parlamentaria. Si esto es as铆 debemos centrar la atenci贸n en las causas del problema y no en sus consecuencias, por lo que la cuesti贸n de fondo reside en lo que les ocurre en la cabeza a los ciudadanos, por tanto el tema de fondo reside en la educaci贸n.

Este tema de la educaci贸n se pone de manifiesto en las urnas, luego no tiene sentido quejarse. Para tomar el toro por las astas es imperioso revisar toda la noci贸n que habitualmente se tiene del proceso educativo, de lo contrario seguiremos apuntando a lados equivocados. Cuando se publican libros tipo El ocaso de la democracia de Anne Appelbaum y equivalentes en realidad no es el ocaso de la democracia sino su palmario incumplimiento para internarse en los caminos de la cleptocracia, es decir, en lugar de priorizar el aspecto medular de la democracia tal como apuntan los Giovanni Sartori de nuestra 茅poca en cuanto al respeto y la garant铆a de los derechos individuales se opta por borrar este valor esencial para reemplazarlo por el aspecto secundario, mec谩nico y accesorio de la democracia cual es el recuento de votos. Esta idea degradada conducir铆a a pensar que, por ejemplo, el asesino serial de Hitler era dem贸crata porque gan贸 con la primera minor铆a de los votos y as铆 sucesivamente con otros dictadores que se mantienen en el poder asfixiando a los gobernados en sus derechos.

El tema medular entonces es de educaci贸n. D铆as pasados expuse en el evento organizado por Atlas Network y el Centro de Estudios para el Desarrollo donde resum铆 el tema educativo en diez puntos.

Primero, la educaci贸n est谩 inserta en un proceso de prueba y error en un contexto evolutivo puesto que el conocimiento se traduce en corroboraciones provisorias sujetas a refutaci贸n. El conocimiento no es un puerto sino una navegaci贸n permanente ilustrada magn铆ficamente por el lema de la Royal Society de Londres: nullius in verba, esto es, no hay palabras finales.

Segundo, esto exige sistemas abiertos y competitivos en un clima contestatario y de esp铆ritu cr铆tico.

Tercero, por lo dicho resulta una bofetada a la inteligencia el establecimiento de ministerios de Educaci贸n y Cultura que pretenden imponer estructuras curriculares.

Cuarto, debemos dejar de lado la hipocres铆a de hablar de 鈥渆ducaci贸n p煤blica鈥 puesto que la privada es tambi茅n para el p煤blico, ergo se trata de educaci贸n estatal, una palabreja que se intenta ocultar ya que es tan chocante como literatura estatal o periodismo estatal.

Quinto, no se trata de sostener que todos los profesores de instituciones estatales se desempe帽an mal, m谩s a煤n los hay de gran dedicaci贸n y esmero (personalmente estar铆a escupiendo al cielo si dijera lo contrario puesto que fui profesor titular en cinco carreras de la Universidad de Buenos Aires: Ciencias Econ贸micas, Derecho, Ingenier铆a, Sociolog铆a y en Filosof铆a y Letras y fui Director del Doctorado en la Facultad de Ciencias Econ贸micas de la Universidad Nacional de La Plata). 

El tema es de incentivos como nos han ense帽ado autores como Douglass North, Ronald Coase y Harold Demsetz. En otros t茅rminos la forma en que tomamos caf茅 y encendemos las luces no es la misma cuando pagamos las cuentas respecto a cuando obligamos a otros a hacerlo con el fruto de sus trabajos. La manera de administrar activos fijos y gastos corrientes es sustancialmente distinta en uno y otro caso.

Sexto, por lo dicho es necesario vender todas las instituciones estatales de educaci贸n preferentemente al mismo claustro que las administran o incluso en un rapto de urgencias regal谩rselas, pero al momento siguiente todos los incentivos operar谩n en sentido distinto para la administraci贸n, la limpieza de los edificios, la sindicalizaci贸n, el adoctrinamiento y dem谩s asuntos.

S茅ptimo, a los candidatos que tienen las condiciones para aplicar a las ofertas educativas existentes pero no cuentan con los ingresos suficientes como una medida de transici贸n se les entregar谩 vouchers para que apliquen de todas las privadas la que le resulte mejor. Esto quiere decir que se financia la demanda pero no la oferta con los problemas se帽alados. No se diga entonces que los de menores ingresos ser谩n excluidos puesto que no es para nada el caso. Si se insistiera en mantener la educaci贸n en el 谩rea de las botas y la consiguiente politizaci贸n es debido a otros intereses non sanctos. Es de inter茅s prestar atenci贸n a los estudios que revelan el costo por a帽o por graduado en instituciones estatales y las pruebas de rendimientos si estuvieran bien evaluadas y dieran bien es equivalente a zanahorias estatales de gran calidad evaluadas por verduleros experimentados, el asunto es percatarse que har铆a la gente libremente con el fruto de su trabajo, si es lo mismo no tiene sentido recurrir a la fuerza estatal para imponerlo.

Octavo, debe resultar claro que la llamada igualdad de oportunidades es del todo incompatible con la igualdad ante la ley. Si juego al tenis con un profesional, para que me den igualdad de oportunidades habr谩 que encadenarle una pierna al contrincante con lo que se habr谩 afectado la igualdad ante la ley. La igualdad es ante la ley no mediante ella. En una sociedad libre todos tienen m谩s oportunidades pero no iguales.

Noveno, la educaci贸n no es un bien p煤blico puesto que no calza en los principios de no rivalidad y no exclusi贸n. Adem谩s debe subrayarse que en los mal llamados sistemas 鈥済ratuitos鈥 son los m谩s pobres los que financian v铆a la contracci贸n en sus salarios en t茅rminos reales debido a las disminuciones en las inversiones por parte de los contribuyentes de jure.

Y d茅cimo, las instituciones estatales de educaci贸n incurren en los mismos problemas de las mal llamadas 鈥渆mpresas estatales鈥 ya que una empresa arriesga recursos propios y no a la fuerza con los de otros y dicho sea de paso en la actualidad las expresiones geogr谩ficas de 鈥渄erecha鈥 e 鈥渋zquierda鈥 son tan confusas y anodinas como aludir a lo que est谩 arriba, abajo, atr谩s o adelante, sugiero se utilicen los t茅rminos m谩s claros y precisos de estatista o liberal en distintos grados para definir ideas clave.

En resumen nada se gana con despotricar contra los efectos si no se encaran las causas. Como he dicho antes, por m谩s que un gobierno pueda abrir las puertas para convertir a todos los habitantes en multimillonarios, si contin煤a la politizaci贸n de algo tan delicado como la educaci贸n, habr谩 quienes salgan furiosos en manifestaciones eventualmente con el librito de Mao en la mano.

No es que no hayan problemas en la educaci贸n privada, la perfecci贸n no est谩 al alcance de los mortales, de lo que se trata es de abrir de par en par puertas y ventanas para que entre el mayor ox铆geno posible y evitar que la capacitaci贸n de docentes se lleve a cabo en 谩reas estatales, todo a los efectos de lograr el mayor nivel de excelencia posible en competencia. Reci茅n entonces dejaremos de endosar los problemas al Parlamento, al Judicial o al Ejecutivo puesto que se habr谩 sacado la educaci贸n del 谩rea de la violencia, con lo que los representantes gubernamentales estar谩n forzados a encaminarse en la direcci贸n al respeto rec铆proco.

Por 煤ltimo, el cambio es imperioso entonces es indispensable sacarse de encima las telara帽as del esp铆ritu conservador en cuanto a estar anclado en el statu quo y las falacias del ad populum en cuanto a que si todos lo hacen est谩 bien y si nadie lo hace est谩 mal con lo que no hubi茅ramos salido del taparrabos y el garrote pues todo lo dem谩s era nuevo y hasta el momento no ensayado. El asunto es argumentar y no quedarse estancado en lo que fue en el pasado. Como ha se帽alado Aldus Huxley no en vano la posici贸n opuesta conculca toda posibilidad de establecer climas que dan principal cabida al desarrollo individual, de all铆 es que el nacionalsocialismo alem谩n y el fascismo italiano lo primero que abolieron fue el m茅todo individualista de Montessori. El liberalismo es un peligro para los tiranos, como tambi茅n apunta Huxley 鈥淪i la meta es la libertad entonces hay que ense帽ar el arte de ser libre para que cada cual se gobierne a s铆 mismo鈥.

Esta columna fue publicada inicialmente en Infobae

* Alberto Benegas Lynch complet贸 dos doctorados, es Doctor en Econom铆a y en Ciencias de Direcci贸n, es autor de 27 libros y miembro de las Academias Nacionales de Ciencias Econ贸micas y de Ciencias de Argentina.

驴Sabes c贸mo adivinan los brujos y c贸mo 鈥渟anan鈥 los pastores en sus cultos? Investigadas algunas 鈥渋glesias鈥 y 鈥減arapsic贸logos鈥 el autor de la Novela 鈥淓L IMPERIO DEL TERROR鈥 nos deja sorprendidos. Adqui茅rala a trav茅s de

www.literaturaenlinea.com

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *