Una marcha ejemplar

Escribe: Luis Hernando Granada C.

Colombia despertó y realizó –en verdadera paz–, la primera de varias marchas que se llevarán a cambio en contra de las “reformas” nocivas, arbitrarias, criminales, innecesarias e injustas que pretende imponernos el “maligno”.

Sin contratar buses, papayeras, orquestas y artistas en decadencia, cada persona, agobiada y preocupada por sus amenazas, llegó a los sitios de concentración utilizando sus propios medios: bicicleta, motocicleta, buseta, su propio auto o en el del vecino o amigo, pero poco a poco se fueron llenando las plazas y sitios públicos citados. Tampoco se trajeron indígenas, campesinos o vándalos de ninguna parte. Todo fue al natural y sin promesas ni garantías de “billeticos” por su participación.

No hubo delincuentes encapuchados; no hubo armas, palos, varillas, bombas molotov, martillos y menos armas de fuego. La única arma fue la bandera, el pabellón nacional que enarbolaban los marchantes en medio de sus  arengas en contra del “maligno”, siendo las más populares: “No a las petro-reformas”, “fuera Petro”.

Es que dentro del “cambio” anunciado, nunca se esperaba que fuera para acabar con todo. Porque todo es malo: Acabar con el petróleo, las explotaciones de otros minerales, acabar con las EPS, robarse de frente las pensiones, apoyar la delincuencia ofreciéndoles $900.000 mensuales para que no “sigan delinquiendo”, perdonar a violadores, extorsionistas, asesinos, narcoterroristas y demás alimañas dentro de su nefasto y peligroso “perdón social”, promover los cultivos de coca y cederle más espacio a los narcoterroristas de las farc, el eln, el clan del golfo y otros grupos delincuenciales, expropiar tierras, no son más que aberraciones de un personaje nefasto como el “malingo”.

Por eso Colombia despertó y marchó, saludando a la policía, con total respeto y admiración y dejando en claro que los buenos somos más, y que a esos buenos ya se están uniendo mamertos arrepentidos. Pude ver en la marcha de Ibagué a tres mamertos, entre ellos un liberal desteñido, uno de esos que por ofertas del “maligno”, decidieron unirse al mal y trabajar por el ídolo de barro.

Quedó claro que la oposición está despierta y compuesta por gente buena que no aguanta más los atropellos del “maligno” y de su geriátrico gabinete ministerial.

Quedó claro que cuando la cucaracha o el insecto persiste e insiste en hacernos daño, hay que seguirla barriendo hacia afuera utilizando un veneno más fuerte para erradicarla; en este caso, ante el criminales avance de la podrítica del pacto diabólico, tendremos que recurrir ya, inmediatamente, el REFERENDO REVOCATORIO,  si en menos de 15 días no echa abajo sus petro reformas.

Nos vemos en la próxima marcha, en octubre.

VIDEOS DE LA MARCHA DEL 26 DE SEPTIEMBRE DE 2022

EN CONTRA DE LAS REFORMAS DEL GOBIERNO ACTUAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.