Para el análisis: PDF Imprimir E-mail
 
Con algo de memoria histórica reconoceremos queen la extendida era frentenacionalista (60 años) poco cambió para bien y mucho para mal, tendencia que sin duda continuará con lo que se avecina y por ello podríamos suponer la existencia de clima propicio para las ideas disruptivas y hostil con las ideas retrógradas. Para aclarar este hipotético supuesto, con respeto invito a que, de las teorías sobre el desarrollo hoy en auge, distingamos cuales son anacrónicas y cuales son innovadoras. Al menos en política todo es más de lo mismo.  
 
No ser candidato niescudero me permite contarles a quienes leen mis escritos que no son pocos los años dedicados a observar e investigar sobre lo que hoy denomino “genética del desarrollo regional”, cuyos hallazgos compendié en documento aun inédito dado lo poco eficaz de la gestión hecha para editarlo (de ello algo diré más adelante). Del capítulo sobre líneas de acción, aleatoriamente he reescrito unas ideas a modo de ensayo: “alcances de un proyecto político para el Tolima; gestión pública y desarrollo regional; los tres millones de tolimenses; cómo cambiar la realidad política regional; corresponsabilidad sectorial con el futuro del Tolima; valor estratégico del cañón del Combeima”. 
 
En una o dos cuartillas es difícil plantear la tesissobre la “genética del desarrollo regional” y sus enfoques estructurados, sistémicos y sinérgicos y de ahí que, por ahora, expreso que en la relación hilada de causa y efecto hallamos explicaciones que difícilmente reconoce el prospecto desarrollista de muchos estamentos económicos y político-populistas. A modo de ejemploveamos el reto del pleno empleo (promesa ubicua), solo cierto en economías pujantes y competitivas, que son privativas de sociedades emprendedoras, cohesionadas y articuladas y de ahí que, al no ser ésta la característica de nuestra sociedad, entonces las promesas de pleno empleo son argucias para mimetizar otros fines con tinte moral.
 
Del leve ejemplopodemos concluir que por rigor conceptual, responsabilidad histórica y seriedad política, el asunto esencial no es cómo construir pleno empleo (fábula electoral) y digamos que tampoco es cómo construir economía una competitiva y pujante (frase de cajón), puesto que realmente el quid del asunto es cómo hacer de la nuestra una sociedad emprendedora, articulada y cohesionada (Excusen la redundancia) capaz de construir esa economía competitiva y pujante que genera empleo masivo y de calidad y, de hecho, crea espacios para el empoderamiento, la autonomía, la equidad y la inclusión social, atributos indispensables para hacer sostenible el desarrollo regional.
 
Continúa en la próxima actualización…
 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy1177
mod_vvisit_counterAyer6776
mod_vvisit_counterEsta semana17898
mod_vvisit_counterAnterior semana20330
mod_vvisit_counterEste mes57000
mod_vvisit_counterAnterior més70491
mod_vvisit_counterTotal2842043

Su IP: 54.91.48.104
 , 
Hoy: Ene 17, 2018